H&M tiene que deshacerse de su ropa

Un cliente mira ropa interior en una tienda H&M de Shanghái. /Nir Elias (Reuters)
Un cliente mira ropa interior en una tienda H&M de Shanghái. / Nir Elias (Reuters)

La cadena sueca venderá sus productos más baratos o los quemará porque tiene demasiada mercancía almacenada

R. C.

La cadena sueca H&M se ha encontrado con un gran problema debido al descenso de las ventas de sus productos. Según su primer informe trimestral de 2018, se han acumulado ropas sin vender por valor de 3.400 millones de euros y su inventario ha aumentado un 7% respecto al año pasado.

Ante la situación, la decisión de la compañía es que rebajará el precio de esos productos y aquellos que presenten desperfectos serán quemados para convertirse en combustible de una planta energética, algo que ya ocurrió en 2017 con quince toneladas de tejidos.

Los problemas de las ventas de H&M no son nuevos, puesto que su descenso ya se había observado durante los últimos tiempos, aunque la empresa trata de buscar una salida a la competencia de las tiendas digitales y físicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos