Las horas extras se disparan en Castilla y León en los contratos a tiempo parcial de los servicios

Las horas extras se disparan en Castilla y León en los contratos a tiempo parcial de los servicios
FOTOLIA

Cada uno de estos empleados hizo en 2017 una media de cinco horas de más, frente a cuatro en 2016

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAVALLADOLID

Dice la Encuesta de Coste Laboral del INE que cada asalariado de Castilla y León hizo, en la suma de los cuatro trimestres del año pasado, una media de 7,5 horas extraordinarias. Puesto que en 2017 la comunidad presentó un balance medio de 777.300 asalariados, una simple multiplicación da como resultado 5,83 millones de horas extras realizadas el año pasado en la comunidad. Teniendo en cuenta que la jornada laboral anual pactada fue de 1.767 horas anuales, una transposición de la estadística a la vida real podría dar el siguiente resultado: la erradicación de las horas extras permitiría crear 3.312 jornadas laborales más, es decir, 3.312 puestos de trabajo a tiempo completo.

En realidad esto no es más que una ficción. Pero tras desmenuzar los datos del INE relativos al estado y evolución del tiempo de trabajo de los castellanos y leoneses nos hallamos ante uno de esos casos en los que la conclusión que se extrae cuadra a la perfección con la percepción que cualquiera puede tener de su entorno más cercano. Si hay un colectivo cada vez más afectado por la prolongación de la jornada laboral es el de los empleados a tiempo parcial del sector servicios. Cada uno de estos trabajadores hizo en 2017 una media de cinco horas de más, frente a las cuatro de 2016. Es un incremento anual superior al 20%. Ni los asalariados a jornada completa, ni los de jornada parcial del resto de sectores vieron incrementadas sus horas extras con respecto al año anterior.

En el conjunto de España, según la Encuesta de Coste Laboral del INE, la media de horas extras anuales por asalariado de la industria, construcción y servicios en 2017 fue de 7,8, ligeramente por encima del 7,5 de Castilla y León. A la cabeza se situaron Navarra (11,4), Cataluña (11,1) y Aragón (10,8). El mínimo lo marcó Extremadura, con 3,6.

En la industria, donde más

Ahora bien, los resultados y su evolución con respecto al año anterior, fueron bien distintos tanto desde el punto de vista sectorial como desde el de tipo de contrato.

Los trabajadores que más horas extras hicieron en la comunidad autónoma el año pasado fueron los del sector industrial, que arroja una media de 18,6 horas por barba en el caso de los de jornada completa, por encima de las 15,3 del conjunto de España. Sin embargo, mientras la media nacional registró un incremento del 4%, la de la región bajó el 4,6%, desde las 19,5 horas de 2016.

En este sector, los contratados con jornada parcial hicieron de media 4,2 horas en Castilla y León (exactamente lo mismo que en todo el país), con un descenso interanual del 36,3%, ya que un año antes habían dado un resultado de 6,6 horas por cabeza. En el promedio de España la tendencia fue al alza, desde las 3,9 horas que reflejaba la encuesta del ejercicio de 2016.

En el sector de la construcción, la media regional es de 10,5 horas anuales para la jornada completa (-7,9%). Suponen más de dos que el resultado nacional, que sin embargo no experimentó variación. Los asalariados con contrato por horas de este sector presentan una media de cero horas extraordinarias en la región, igual que en todo el país.

Están prohibidas

Así que en el sector servicios, donde por ejemplo se encuadran 566.000 asalariados en Castilla y León, el 73% del total, es el único en donde la realización de horas extras fue a más en 2017. No entre los empleados con jornada completa, que dio un dato de 3,9, igual al de 2016 y bastante inferior a la media nacional, de 6,6 horas, sino entre los que tienen jornada parcial.

Como tal, la realización de horas extras está prohibida para los trabajadores con contratos por horas. Sí pueden hacer lo que se denomina 'horas complementarias', que deben acordarse en el contrato, por escrito y especificando el número concreto cuya realización podrá ser requerida por el empresario. Estas horas complementarias se abonan como las ordinarias, es decir, que a diferencia de las horas extras, no tienen retribución añadida.

Los asalariados del sector servicios con jornada parcial hicieron 5,1 horas extras por persona en la región, el 21,4% más que en 2016. La media de España fue de 8,1 y en el caso de Navarra el dato escala hasta las 18, en Aragón hasta 13,5 y en Madrid, a 11,7. En Extremadura fueron 3,3 horas.

El 12,5% más desde la reforma laboral

El PSOE lamentó que las horas extras semanales hayan crecido en España el 12,5% en 2017 desde el 2012, hasta sumar 5.810.600 y que en los últimos seis años hayan ascendido a casi 644.000 horas más a la semana. Lo hizo después de que el Gobierno señalase, en una respuesta al diputado del PSOE Miguel Ángel Heredia, que el total de horas extras realizadas a la semana en 2012 fue de 5.165.700 mientras que en 2015 la media de anual llegó a 6.251.600 horas extras, en 2016 bajaron a 5.775.600 y en 2017 repuntaron a 5.810.600.

Heredia exigió a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que redoble el número de inspecciones laborales y le recordó que son horas «no pagadas y no cotizadas». En este sentido, puntualizó en declaraciones a Efe que se están «disparando» las horas extras ilegales en los contratos a tiempo parcial ya que el Estatuto de los Trabajadores establece que el número de horas extraordinarias no podrá ser superior a 80 al año. «Este es el resultado de la reforma laboral del Gobierno Rajoy, se trabaja a tiempo completo y se cobra a tiempo parcial», dijo, al tiempo que avanzó que preguntará a la ministra «cuántas sanciones se han puesto al respecto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos