Casi la mitad de las grandes empresas espera elevar un 6% su plantilla hasta 2021

Un empleado de Nissan en la fábrica de la multinacional automovilística en Barcelona./ AFP
Un empleado de Nissan en la fábrica de la multinacional automovilística en Barcelona. / AFP

Seis de cada diez esperan que en ese plazo su facturación crezca un 2%, lo que aumenta el riesgo de ajustar los salarios según algunos estudios

R. C.

Las compañías españolas, sobre todo las de mayor tamaño, parecen optimistas de cara a la creación de empleo a medio plazo, al menos conforme a los últimos informes de previsiones. El propio Gobierno anunció a Bruselas a finales de abril que estima que la tasa de paro bajará del 10% a finales de 2022 –al cierre del primer trimestre se situaba en el 14,70%, según el INE–.

La última encuesta de la consultora KPMG a 1.300 ejecutivos de las grandes multinacionales de distintos países ('CEO Outlook') revela que, en el caso de España, casi la mitad (el 44%) prevé que aumente la plantilla de su empresa en una horquilla de entre el 6% y el 10% a un horizonte de tres años vista, esto es, hasta 2021. Son en este aspecto más optimistas que sus colegas de otras economías avanzadas, donde poco más de un tercio (36%) piensa igual.

Dentro del medio centenar de consejeros delegados de firmas españolas consultados, prácticamente seis de cada diez (el 58%) espera que su facturación aumente al menos un 2% el próximo trienio. Y como era previsible con esas respuestas, también la mayoría (el 64%) se muestra algo más confiado que sus homólogos internacionales (el 62% comparte su opinión, aunque hace un año suponían el 67%) respecto al comportamiento económico a nivel global, pese a la esperada desaceleración y riesgos como el 'brexit' y la guerra arancelaria que todavía no se han despejado.

Otro informe reciente, esta vez del portal Infoempleo y la consultora Adecco, revelaba que en 2018las ofertas de trabajo aumentaron un 15,8%, pero fue a costa de salarios inferiores. En concreto, la retribución media de esas nuevas contrataciones fue de 23.812 euros brutos anuales, lo que supuso un 5% menos que un año atrás.

Ciberseguridad e IA

Volviendo a la encuesta de KPMG, los altos directivos consideran la ciberseguridad como un elemento «estratégico» para sus empresas y su quinto elemento de riesgo, tras el proteccionismo o los operacionales de cada firma. Así lo piensan siete de cada diez (el 71%) y, además, casi dos de cada tres CEOs españoles cree que sus compañías ya están preparadas para asumir ese reto.

Además, el 66% ve clave la agilidad en las decisiones empresariales para no desaparecer, sobre todo ante la llegada de la inteligencia artificial (IA) y otros cambios. Pero solo el 4% de los ejecutivos españoles afirma que sus compañías ya ha implementado programas de automatización.