La plantilla de Vodafone se manifiesta este sábado contra el despido de 1.200 empleados

Una tienda de Vodafone./Afp
Una tienda de Vodafone. / Afp

La operadora sigue sin recuperarse y sus cuentas revelan que perdió otros 94.000 clientes en su último trimestre fiscal

E. MARTÍNEZMadrid

La guerra del fútbol que Vodafone mantiene con otros operadores le hizo perder en verano casi un 5% de facturación y sigue lastrando su crecimiento. Este viernes la compañía ha anunciado que la actividad comercial «ha mejorado», pero sus ingresos han vuelto a caer un 7,3% entre octubre y diciembre de 2018 con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta los 1.165 millones de euros.

Así, gana 49.000 clientes de fibra (2,8 millones en total) y 13.000 de televisión (1,28 millones en total), pero pierde 94.000 clientes móviles con contrato en el cuarto trimestre del año hasta bajar a 11,5 millones de líneas.

Toda esta situación se produce en un contexto de reestructuración de la plantilla con la negociación del ERE que ha planteado la compañía para 1.200 trabajadores en España, la cuarta parte del total. Este mismo jueves se reunieron por primera vez los sindicatos con la empresa, que ofreció 32 días por año trabajado con un máximo de 20 mensualidades, así como prejubilaciones para los mayores de 56 años con diez de antigüedad.

En los últimos seis años la empresa ha llevado a cabo ya tres ERE, recortando en unos 1.000 trabajadores su plantilla en 2015 y en unos 900 en 2013. En esta ocasión, Vodafone justifica la medida por razones económicas y organizativas, pero los sindicatos rechazan los despidos.

En respuesta, los sindicatos han convocado una concentración de protesta por los despidos para mañana sábado de 12.00 a 14.00 en la Puerta del Sol de Madrid, como ha confirmado CC OO en su cuenta de Twitter.

Más información

 

Fotos

Vídeos