Ibercaja obtiene un beneficio de 39,3 millones hasta junio, un 5,9 % menos que en 2017

Sede de Ibercaja en Burgos/BC
Sede de Ibercaja en Burgos / BC

La entidad afirma que los resultados son consecuencia de la mayor diversificación de los recursos y de un incremento en la financiación de créditos

EFE

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 39,3 millones de euros en el primer semestre del año, un 5,9 % menos que en el mismo periodo de 2017, en un contexto de tipos de interés en mínimos históricos y fuerte competencia del sector.

Según ha informado hoy la entidad en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), estos resultados son consecuencia del dinamismo de la actividad con clientes tanto en recursos gestionados, que crecen un 4 % interanual, como a su diversificación -dado que el 46 % son ya fondos de inversión y de pensiones y seguros de ahorro-, y a la nueva financiación crediticia concedida, que repunta un 5,1 %.

Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja han alcanzado 57.925 millones en junio, 2.208 más que al cierre del primer semestre de 2017, lo que supone un crecimiento interanual del 4 %.

Según la entidad, la gestión de activos y los seguros de ahorro continúan siendo el motor principal de esta evolución, con un incremento del 6,1 % interanual hasta 26.417 millones de euros, un volumen que representa ya el 46 % del total de recursos de clientes, lo que constituye para Ibercaja «una relevante ventaja competitiva en el actual contexto de bajos tipos de interés y, dadas las previsiones demográficas, del potencial desarrollo del ahorro financiero a largo plazo en España durante los próximos años».

Los fondos de inversión lideraron de nuevo el crecimiento, con un avance interanual del 8,2 % hasta superar 12.700 millones, que representan una cuota de mercado del 4,7 %, mientras que el saldo en fondos de pensiones ascendió hasta 6.335 millones, un 1,8 % más, y los seguros de vida hasta 7.136 millones, un 5 % más, logrando cuotas de mercado del 5,7 % y del 3,8 %, respectivamente.

El ahorro a la vista, ha destacado la entidad, sigue ganando peso dentro del total de los depósitos hasta 25.808 millones de euros, un 13,5 % más, lo que representa el 82 % de la base agregada de depósitos.

Incremento del crédito

La entidad formalizó en el semestre 2.869 millones de euros en nuevo crédito, un 5,1 % más que entre enero y junio de 2017, el 69 % de este importe (1.977 millones de euros) destinado a empresas, el segmento objetivo prioritario en su Plan Estratégico 2018-2020.

Adicionalmente, la financiación acumulada de capital circulante de empresas aumentó un 15 % interanual hasta 3.334 millones, y dentro de esta partida, la financiación al comercio exterior presentó un avance del 19,5 %.

Las formalizaciones de nuevas hipotecas para la adquisición de vivienda de las familias sumaron 662 millones hasta final de junio, un 16 % más respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos recurrentes se cifraron a final de junio en 464,2 millones, un 1,2 % más que en el primer semestre de 2017, y los costes de explotación disminuyeron un 8,2 % interanual gracias al retroceso del 5,1 % de los gastos recurrentes.

ERE completado

La entidad completó en junio un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado con una mayoría de los representantes de los trabajadores en 2017 que le ha permitido reducir su estructura operativa en un 10 %.

Como resultado, el beneficio recurrente antes de provisiones creció un 16 % interanual hasta 158,6 millones, lo que supone una mejora en 12 puntos básicos respecto a junio de 2017, con lo que la entidad reafirma su objetivo de incrementar el beneficio recurrente antes de provisiones un 10 % a lo largo del ejercicio.

Ibercaja ha apuntado que los activos líquidos disponibles y la capacidad de emisión de cédulas le conceden «una robusta posición de liquidez,» que supera los 17.300 millones de euros, lo que equivale al 33 % del activo.

 

Fotos

Vídeos