El Ibex-35 comienza 2019 con timidez

El Ibex-35 comienza 2019 con timidez
EFE

El parqué madrileño consigue dar la vuelta a las pérdidas del 2% al inicio de sesión y arranca el año en positivo

RAÚL POZA MARTÍNMadrid

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, ha empezado el año con un ascenso del 0,12% hasta los 8.550 enteros, en un escenario que, pese a la subida, sigue marcado por el miedo a una desaceleración económica. Por tanto, los mercados de renta variable siguen con dudas y con pocas ganas de riesgo entre los inversores.

El Ibex-35 ha conseguido avanzar de forma considerable desde los mínimos diarios. El indicador llegó a perder más de un 2% tras la apertura, lo que le supuso tocar los 8.300 puntos y se colocó en la media sesión con pérdidas superiores al 1%. Pero en la última hora de cotización logró revertir las pérdidas y entrar en positivo de la mano del PMI de Estados Unidos con las energéticas, eléctricas y algunos pesos pesados como protagonistas.

Así, Siemens Gamesa ha subido un 3,05%; Mediaset, un 1,79%; Enagás, un 1,78%; Red Eléctrica, un 1,28%; Naturgy, un 1,21%, y Repsol, un 1,1%. Las pérdidas las ha encabezado IAG, que cedió un 3,41%; seguido de Viscofán, que perdió un 2,87%; ArcelorMittal, un 2,82%; ACS, un 1,74%, y Técnicas Reunidas, un 1,55%.

El parqué madrileño se vio claramente lastrado por las caídas generalizadas del sector bancario. Las entidades fueron arrastradas por la situación del italiano Banca Carige, al que el Banco Central Europeo (BCE) ha designado tres administradores extraordinarios. Este hecho ha provocado que el regulador bursátil de Italia (Consob) suspendiese la cotización de la Banca Carige, a la espera de que hubiera cambios en su dirección dada su delicada situación financiera. Pese a este hecho las entidades han cerrado en tono mixto y han maquillado su cotización. BBVA y Sabadell son los únicos que han terminado en verde con un 0,6% y 0,05% de subida respectivamente. Santander ha perdido un 0,11%; CaixaBank, un 1,17%; Bankia, un 1,11%, y Bankinter, un 0,54%.

Claves de la jornada

Wall Street comenzó la sesión con pérdidas, pero tras los primeros intercambios las fue reduciendo, lo que supuso un alivio para los mercados europeos. El estratega de mercados de IG España, Sergio Ávila, comentó que el rebote se ha producido cuando los índices europeos han tocado el nivel de soporte intradiario «más importante». Además, «el rebote del precio del petróleo está ayudando a la renta variable europea hoy, después de que las exportaciones de petróleo de Irak hayan aumentado significativamente en diciembre con respecto a noviembre, lo que alivia la incertidumbre sobre la demanda a nivel global por el enfriamiento económico global. Esto, junto con el dato de PMI de diciembre en EE UU, que ha quedado en 53,8 más o menos en línea con lo esperado (se esperaba 53,9) se puede leer como que la salud de la economía americana sigue siendo fuerte y se contrapone al mal dato del PMI de China», explica el experto de IG España.

Y es que, el dato que ha llevado hoy a los inversores a deshacerse de sus posiciones durante la mayor parte de la sesión, ha sido los datos de venta de China. El PMI de manufacturas de diciembre ha arrojado una lectura de 49,7 puntos, frente a los 50,2 puntos que esperaban los analistas. Además, este indicador cae en terreno de contracción al bajar de los 50 puntos, lo que no ocurría desde hace 19 meses. Lo cual, afectó a los mercados asiáticos. El Hang Seng de Hong Kong cedió un 2,77%; el CSI 300 de China, un 1,37%, y el Nikkei de Tokio, un 0,31%.

El mismo indicador, para España, se situó en diciembre en 51,1 puntos, por debajo de los 52,6 puntos de noviembre y por debajo, también, de los 52,4 puntos previstos por los analistas. Pero el PMI estadounidense animó a los mercados europeos que también consiguieron revertir la situación para cerrar, en su mayoría, con discretos avances. Fráncfort subió un 0,2%; Londres, un 0,08%; Milán, un 0,04%, mientras que París cedió un 0,87%.

Renta fija

El abandono de capitales de la renta variable parece reflejarse en el mercado de deuda si se tiene en cuenta el ejemplo del bono germano. El interés del bono alemán a diez años, que sirve de referencia de solvencia en Europa y cuya diferencia con el español determina nuestro riesgo país, se ha situado en el 0,165%, nivel que no registraba desde hace dos años.

La rentabilidad del bono español al mismo plazo ha concluido la sesión en el 1,401% con la prima de riesgo en 124 puntos básicos. Por su parte, el interés del bono italiano a diez años se ha posicionado en el 2,692% y el diferencial transalpino termina el día en 254 puntos básicos.

El euro, con los mercados europeos cerrados, se cambiaba por 1,135 dólares al caer un 0,9% y el barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se pagaba a 55,6 dólares al subir más de un 3%.

Temas

Bolsa
 

Fotos

Vídeos