Se incrementan los desahucios por impagos del alquiler y las ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre

Imagen de uno de los últimos desahucios paralizados por la PAH. /IAC
Imagen de uno de los últimos desahucios paralizados por la PAH. / IAC

Entre abril y junio se ejecutaron en la provincia un total de 45 hipotecas y se practicaron 103 lanzamientos judiciales por impagos del alquiler

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La mejora de las condiciones macroeconómicas no está teniendo el efecto deseado en muchos frentes, incluido el de la vivienda. Así se desprende del último informe elaborado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que refleja un incremento de las órdenes de desahucio por impago del alquiler y de ejecuciones hipotecarias en la provincia de Burgos en el segundo trimestre del año.

En concreto, entre abril y junio de este año se ejecutaron 45 hipotecas en la provincia, lo que supone un incremento del 21,6% respecto a las cifras del primer trimestre. También es una cifra superior a la registrada en el mismo periodo de 2017, cuando se practicaron 38 ejecuciones hipotecarias.

Una tendencia similar, aunque más contenida en su incremento, ha registrado el ámbito de los desahucios de inquilinos de viviendas en alquiler. Y es que, en el segundo trimestre del año, los órganos judiciales aprobaron un total de 103 lanzamientos, fundamentalmente vinculados al impago del alquiler.

En este caso, el crecimiento respecto al primer trimestre es del 11,9%. Habrá que ver cómo termina el año, pero en caso de que se mantenga la tendencia acumulada ya en la primera mitad en este ámbito concreto, todo apunta a que se superarán las cifras de 2017.

Más procesos por cláusulas suelo

Por su parte, la tramitación de procesos judiciales contra las 'cláusulas suelo' continúa disparada. Así, en el segundo trimestre del año se ingresaron en los órganos judiciales de la provincia un total de 430 casos, que se unen a los presentados ya en periodos anteriores. De hecho, a finales de junio todavía quedaban pendientes de resolución en Burgos un total de 1.153 casos.

Se trata de la cifra más alta de las registradas desde que el CGPJ comenzó a hacer un seguimiento específico del tema. Y eso a pesar de que en el segundo trimestre se resolvieron 430 casos, el neyor número de los contabilizados hasta ahora debido, entre otras cuestiones, a la experiencia acumulada por los tribunales en este tipo de casos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos