Recogida de beneficios tras unos decepcionantes datos de empleo americanos

Recogida de beneficios tras unos decepcionantes datos de empleo americanos

El selectivo recorta un 0,60%, hasta los 9.682,80 puntos. En la semana suma un 0,86%

REGINA R. WEBBMadrid

Tras el mayor 'rally' en lo que va de año, el Ibex-35 se decantó el viernes por recoger beneficios. El selectivo nacional terminó con una caída del 0,60%, hasta dar un último cambio en los 9.682,80 puntos. China y Estados Unidos reactivaron el duelo comercial pese a hablar hace menos de 24 horas de «negociaciones». A esto se sumó la decepción en el terreno macroeconómico. EE.UU. ralentizó la creación de empleo en marzo, incluso más de lo esperado por los analistas. Con este cóctel de incertidumbre, los inversores optaron por volver al oro y al Tesoro americano y deshacerse de la renta variable.

Wall Street se movía al cierre europeo con caídas que borraban las tímidas subidas de ayer y suponen, pese a encadenar tres días de subidas, terminar el conjunto de la semana en rojo. Como siempre ocurre, el nerviosismo americano se contagia al Viejo Continente, donde las principales plazas ahondaron en su corrección tras la apertura americana. El Ibex-35 fue el peor geográficamente. Le sigue el 0,52% que se dejó el Dax alemán, el 0,35% abajo del Cac francés y el -0,22% del FTSE 100 británico.

En la Bolsa española, pocos valores se libraron de las ventas. Lo más notable fue SiemensGamesa, que se desmarcó del desánimo de la sesión para subir un 3,28%. Un 1,42% subió también Acciona, seguido del Enagás (+0,72%), IAG (+0,66%), Viscofán (+0,63%) e Iberdrola (+0,50%). Abertis y Amadeus cerraron planos. Mientras que Técnicas Reunidas, Colonial, ArcelorMittal y MeliáHotels se dejaron más de un 2% en la jornada.

El Ibex-35 no encontró apoyo en los 'blue chips', con valores como Banco Santander (-1,11%), BBVA(-0,22%), Inditex (-0,57%) o CaixaBank (-1,53%) empujando a la baja.

La respuesta de los inversores fue volver a activos refugio como el oro y la deuda gubernamental, especialmente de países como Estados Unidos y Alemania. La rentabilidad exigida al Tesoro americano a 10 años se rebajó al 2,784% y el del 'bund' alemán del mismo plazo, al 0,493%. El bono español cerró casi plano, en el 1,215%, pero la prima de riesgo repuntó de nuevo, a los 73,3 puntos.

El oro subió ligeramente, a los 1.332,36 dólares la onza.

Cierre semanal en positivo

Pese a todo, las plazas del Viejo Continente han salvado una semana complicada. Por su parte, el Ibex-35 se ha anotado un 0,86% arriba en el conjunto de cinco días. Al cierre europeo, ninguno de los grandes índices de Wall Street aguataba las ganancias de la semana.

La tensión comercial entre las dos potencias sigue sobre la mesa, más allá de que el jueves representantes de ambos bandos hablasen de «negociaciones». China advirtió el viernes de que contraatacará «contundentemente» ante las medidas arancelarias de Estados Unidos y aseguró que está preparada para pagar el precio de una guerra comercial que, aunque no desea, no tiene miedo a ella. Donald Trump, por su parte, habló de imponer aranceles adicionales de 100.000 millones de dólares para el gigante asiático.

Al nerviosismo ya sellado en el ánimo inversor se sumó la decepción con los datos de empleo norteamericanos, que fueron incluso peor de lo esperado. En marzo la economía americana creó menos puestos de lo anticipado, el peor dato de los últimos seis meses. Sin embargo, la tasa de desempleo se mantuvo en mínimos desde 2000, al 4,1%.

Temas

Ibex 35
 

Fotos

Vídeos