Powell no decepciona: la bajada de tipos de interés sigue en pie, pero el Ibex-35 no se salva de las pérdidas

Bolsa de Madrid/EFE
Bolsa de Madrid / EFE

La subida de los rendimientos de los bonos europeos tuvo su efecto en la Bolsa española y, en particular, en los bancos.

CRISTINA VALLEJOMadrid

El presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, despejó las incertidumbres que en los últimos días habían reinado en los mercados, sobre todo después de la publicación del último informe de empleo de Estados Unidos, que fue mejor de lo esperado por los analistas y puso en cuestión la posibilidad de un recorte de los tipos de interés a finales de mes. Powell ha ratificado que la opción de la rebaja del precio del dinero en la reunión del 31 de julio sigue en pie, debido a las incertidumbres que introduce la guerra comercial en la economía estadounidense. En su comparecencia en el Congreso de Estados Unidos, ante una pregunta sobre si el último informe de empleo le había hecho cambiar de opinión respecto a la posibilidad de un alivio monetario, él respondió que no.

Los mercados, últimamente, viven de las expectativas de expansión monetaria de los bancos centrales, factor en el que buscan una protección. Por lo tanto, las buenas noticias que dio Powell hicieron posible una incursión de los principales índices europeos en terreno positivo. Ello fue generalizado, con la sola excepción del Dax alemán, que continuó en todo momento en rojo. De todas formas, esas subidas duraron poco, en general. El Ibex-35, por ejemplo, que llegó a marcar los 9.300 puntos minutos antes de las cuatro de la tarde, volvía a entrar en rojo antes de las cinco. Al cierre daba un último cambio en los 9.252,9 puntos, lo que supone un descenso del 0,23%. Y ya son cuatro las jornadas consecutivas de pérdidas para el Ibex-35. 

Pero también es verdad que en Europa aguantó algún índice en verde hasta el final de la jornada. En particular, el Ftse Mib de Milán, que fue el mejor del día, con una subida del 0,73%. Quizás gracias a la publicación de un dato de producción industrial mejor de lo esperado por los analistas. También batió expectativas la producción industrial francesa. Pero el Cac 40 francés se comportó bastante peor, con una caída del 0,08%, igual que la del Ftse 100 británico. 

En Wall Street, los índices sí se movían en su conjunto en positivo, aunque conforme iban pasando las horas, fueron perdiendo fuerza. Así, si el S&P 500 llegó a superar los 3.000 puntos por primera vez en la historia poco después de la apertura, para el momento del cierre europeo, se colocaba en los 2.985 puntos, lo que suponía un ascenso del 0,17%. El Dow Jones se apuntaba un 0,3% y el Nasdaq, alrededor de un 0,45%.

Las palabras de Jerome Powell provocaron que los intereses de los bonos americanos se dieran la vuelta: pasaron del 2,10% en el caso del diez años al 2,04%.

En Europa las rentabilidades continuaban al alza, como por la mañana, antes de la intervención de Powell. La rentabilidad del bono alemán a diez años pasó del -0,36% hasta el -0,31%. El interés del título español subió del 0,41% al 0,43%. El de su comparable italiano, mientras, se mantuvo plano en el 1,73%. 

Los bancos españoles suben

La subida de los rendimientos de los bonos europeos tuvo su efecto en la Bolsa española y, en particular, en los bancos. Así, el Sabadell fue el valor más rentable del día, con una subida del 1,69%. Bankia se anotó un 1,11% y CaixaBank, un 0,99%. Santander y Bankinter también cerraron en positivo.

Entre los valores más rentables, también Ence (1,58%) e Indra (0,98%).

En rojo, Cie Automotive fue el valor que más cayó, con un retroceso del 1,68%. Inditex, Merlín Properties, Mediaset y Enagás se dejaron alrededor de un 1,35%. Colonial y Red Eléctrica también se dejaron más de un punto porcentual. 

Más impacto que en los bonos europeos tuvo Powell en el tipo de cambio entre el euro y el dólar: saltó de niveles de 1,1215 unidades hasta 1,1262, lo que supone una apreciación de casi medio punto porcentual respecto al cierre de la sesión anterior. 

También muy sensible a Powell se mostró la cotización del oro. Al cierre de la sesión, el precio de la onza ganaba un 0,90%, hasta los 1.410 dólares la onza. 

El crudo reaccionó al alza. El barril de Brent, de referencia en Europa, subió un 3,34%, hasta los 66,30 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganó un 3,25%, hasta los 59,71 dólares. 

Claves de la sesión

- El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,23%, para dar un último cambio en los 9.252,90 puntos.

- El Sabadell fue el valor que más ganó, con una revalorización del 1,69%. Cie Automotive fue el peor, con un descenso del 1,68%.

- Como reacción a Powell, el interés del bono americano bajó, el euro se apreció y el oro volvió a rebasar los 1.400 dólares.