La inestabilidad política en Italia y España dispara las primas de riesgo en el euro

La inestabilidad política en Italia y España dispara las primas de riesgo en el euro
EFE

Mientras ambas marcan máximos anuales las Bolsas continentales se tiñen de rojo y la banca, principal tenedora de la deuda, cae casi en bloque

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La inestabilidad política en Italia y España, tercera y cuarta potencia económica de la zona euro, respectivamente, ya empieza a amenazar con fuerza las decisiones que pueda tomar el BCE en su reunión del 14 de junio, donde a priori se esperaba algún atisbo sobre cuándo y cómo cambiaría su política monetaria. Este lunes las principales Bolsas continentales se tiñeron de rojo y, lo que es peor, buena parte de las primas de riesgo se dispararon.

La peor parte se la llevó Italia, como se esperaba tras renunciar 24 horas antes el controvertido Giuseppe Conte a formar Gobierno al ser vetado su aspirante a ministro de Finanzas y encargar ese cometido el presidente de la República al economista Carlo Cottarelli, exdirectivo del FMI. Su prima de riesgo respecto al bono alemán a diez años se incrementó casi un 14% hasta superar los 235 puntos, en lo que es su mayor diferencial desde enero de 2012 con España y, además, su valor más alto desde finales de 2013.

Y eso que la prima española también subió, otro 11%, hasta quedarse a las puertas de los 118 puntos (117,9 a última hora de la tarde), su valor más alto desde mediados de diciembre. Pero es que el país tiene sus propios problemas políticos, con una moción de censura al presidente Mariano Rajoy que se debatirá entre el jueves y el viernes, y sin olvidar la opción de elecciones anticipadas a un solo paso.

Su incertidumbre política también está pasando factura a los socios del euro en situación más delicada por sus rescates financieros pasados. Así, la prima de Portugal se incrementó un 11,7% hasta los 171 puntos, mientras la irlandesa lo hizo otro 14,1% aunque en su caso no superó la frontera de los 65 puntos. Mucho más alta sigue siendo la griega (413,5 puntos), aunque solo creció un 3,2%, tres veces menos de lo que lo hizo la belga (otro 11%), si bien ésta es muy inferior (42,5).

Milán encabeza las caídas

La intranquilidad también aterrizó en los mercados, e incluso frenó la recuperación en EE UU de los índices Dow Jones y S&P 500. En Europa, lo peor se lo llevó la Bolsa de Milán con una caída del 2,1% en su principal indicador. El resto de plazas, aunque se movieron en negativo, lograron que sus descensos no superaran un punto aunque el índice europeo de referencia, el Eurostoxx-50, sí lo rozó (-0,9%)

En España el Ibex-35 perdió seis décimas y el nivel de los 9.800 puntos. Cerró su cuarta sesión seguida a la baja y ya está en niveles de abril (9,764 puntos), En lo que va de año ha perdido un 2,8%. La banca, una vez más, se llevó en general casi la peor parte, con retrocesos del 2,3% en Bankinter, el 2% en el Santander, un 1,2% en BBVA, otro 1% en CaixaBank y casi lo mismo en Bankia.

Y es que España es, junto a Italia, el país en el que los bancos nacionales cuentan con más deuda soberana en su activo. Casi se ha triplicado desde 2007 y se acerca al 15%.

El euro, como era de prever, pagó la incertidumbre de algunos de sus principales socios descendiendo a niveles de noviembre y cambiándose por 1,16 dólares. Por fortuna, el petróleo dio un respiro y el Brent bajó de 76,4 a 75,3 dólares el barril.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos