Moscovici pide a España seguir con políticas fiscales «responsables» tras dispararse su déficit al 2,6%

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros. / Stephanie Lecocq (Efe) I EP

En las previsiones enviadas por el Gobierno de Rajoy no se tiene en cuenta el impacto del alza de las pensiones, que podría elevar el desfase fiscal hasta los 4.500 millones

ADOLFO LORENTECorresponsal en Bruselas

El comisario de Economía, Pierre Moscovici, ha recordado hoy al Gobierno español que «debe seguir con las políticas fiscales responsables» después de conocerse que la previsión de déficit para este año se disparará hasta el 2,6% frente al 2,2% pactado. Además, en estas previsiones no se tiene en cuenta el impacto que tendrá el alza de las pensiones, valorado en 1.522 millones, en torno a una décima y media del PIB. El desfase fiscal rondaría 4.500 millones.

Moscovici, preguntado por este giro del Gobierno de Mariano Rajoy, no ha querido entrar al detalle y se ha limitado a hacer una valoración global. «El déficit será del 2,6% este año y del 1,9% en 2019. Baja pero lo hace, sobre todo, gracias al fuerte crecimiento. Hay que seguir haciendo esfuerzos», ha remarcado tras recordar que España es el único país que este año seguir bajo la tutela de un procedimiento de déficit excesivo al cerrar el año pasado en el 3,1% (para salir hay que estar por debajo del 3,05%).

«Yo no confirmo ni desmiento si España tiene margen para aprobar esta medida. Lo que digo es que cuando se sale del procedimiento de déficit excesivo y se está por debajo del 3%, se entra en el brazo preventivo y hay que respetar las reglas del déficit estructural», ha advertido.

El comisario francés también ha desvelado que estuvo hablando en Sofía con el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, y que le trasladó la intención del Gobierno de implantar ya este año la llamada 'tasa Google'. Según el Plan de Estabilidad, Hacienda dice que ingresará 600 millones, una cuantía más que optimista que en teoría debe servir para paliar la subida de las pensiones.

Lejos de lo que muchos esperaban, no se ha mostrado especialmente entusiasmado. Sí ha subrayado que se pone de manifiesto «la determinación de España para dar ejemplo sobre esta medida», pero también ha admitido que «preferiria un consenso europeo para que no haya una multitud de planteamientos nacionales». «Prefiero mirar al medio y largo plazo, que al corto», ha apostillado.

La buena noticia es la fuerte revisión al alza del PIB, que dispara hasta el 2,9% frente al 2,6% previsto en febrero. Aun así, Moscovici ha aprovechado para lanzarle una chinita a España. «Esperemos que el crecimiento siga fuerte, pero se desacelere ligeramente. Aunque con España nunca se sabe. Suele dar sorpresas... Generalmente positivas», ha ironizado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos