La patronal reconoce la trayectoria de Ernesto Antolín con la concesión del Premio FAE Oro

Ernesto Antolín recibiendo el premio FAE Oro de manos del presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente./Ricardo Ordóñez / ICAL
Ernesto Antolín recibiendo el premio FAE Oro de manos del presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente. / Ricardo Ordóñez / ICAL

El presidente del Grupo Antolín recibe el máximo reconocimiento de los empresarios burgaleses en un acto marcado por la celebración del 40 aniversario de la patronal

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) cumple este año su 40 aniversario, una cifra redonda que ha motivado la organización de un amplio programa de actividades con los que la patronal quiere reivindicar su papel como agente social. Y como quiera que la celebración de la efeméride exige de cierta relevancia, el Premio FAE Oro, máximo galardón de la patronal, debía recaer este año en un referente empresarial. Un referente con nombres y apellidos: Ernesto Antolín, presidente del Grupo Antolín, uno de los orgullos empresariales de la ciudad y la provincia, quien ha recibido a última hora de esta tarde el galardón.

Con una facturación de 5.037 millones de euros en 2017 y una plantilla de más de 26.000 personas repartidas en varias decenas de fábricas en todo el mundo, la empresa, de carácter familiar, se erige como una de las firmas más emblemáticas de la economía de la región. Y buena parte de esos resultados derivan de la gestión de Ernesto Antolín. Nacido en 1964 en Burgos, en el seno de una familia de empresarios, el hoy presidente de la compañía asumió formalmente las riendas del negocio en 2015. Previamente pasó por la vicepresidencia del grupo, una posición que le permitió ganar la experiencia necesaria como para dar un paso al frente en el constante proceso de internacionalización de la compañía.

De hecho, cuando Ernesto Antolín asumió la vicepresidencia en 1995, la firma facturaba 'apenas' 150 millones de euros. Hoy, esa cifra se ha multiplicado por 30 y Grupo Antolín se ha convertido en uno de los principales fabricantes de componentes para vehículos de todo el mundo.

Con este currículum, no es de extrañar que la patronal burgalesa decidiera semanas atrás conceder su principal distinción a Ernesto Antolín. «La cultura empresarial que hay en Burgos se la debemos a ellos. Empezaron de forma modesta y es el espejo en el que nos miramos muchos de los que hoy somos empresarios. Lo que han hecho se debería estudiar en muchos libros de economía», ha asegurado sin reparos en presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente.

En la misma línea se ha expresado el consejero de Empleo de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, quien ha valorado la «contribución» de Ernesto Antolín y su familia a la economía y el empleo local, provincial y autonómico.

Una gala especial

Con todo, a la gala, celebrada en el auditorio del Fórum Evolución, han acudido los principales representantes del tejido económico, social y político de Burgos y Castilla y León, desde el alcalde, Javier Lacalle, la delegada del Gobierno, María José Salgueiro, y el presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, hasta los presidentes de las diferentes asociaciones empresariales de la provincia. Todos ellos han podido escuchar cómo Benavente volvía a aprovechar su presencia para reivindicar la figura del empresario, algo ya habitual en este tipo de citas.

Eso sí, a diferencia de anteriores convocatorias, el presidente de la patronal burgalesa no ha protagonizado un discurso reivindicativo. En vez de ello, ha protagonizado una charla con Ismael Vitores, uno de los miembros fundadores de FAE. Eso sí, en la conversación se han colado referencias al retraso en la construcción del Parque Tecnológico. «Parece mentira» que Burgos, con su condición de «capital industrial de Castilla y León», siga en 2018 sin contar con una superficie empresarial de este tipo, ha subrayado Benavente.

Por su parte, la gala ha contado también con las actuaciones de la banda The Solutions, del humorista Goyo Jiménez y del grupo de danza oriental Jayal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos