La plantilla de Ambulancias Rodrigo desconvoca la huelga tras alcanzar un preacuerdo con la empresa

Imagen de una de las movilizaciones de la plantilla de Ambulancias Rodrigo. /César Ceinos
Imagen de una de las movilizaciones de la plantilla de Ambulancias Rodrigo. / César Ceinos

El acuerdo deberá ser ratificado por la asamblea que se prevé celebrar el próximo miércoles | El documento incorpora planteamientos de ambas partes

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Tras varias movilizaciones y numerosos encuentros bilaterales, el comité de empresa y la dirección de Ambulancias Rodrigo alcanzaron ayer un preacuerdo que permite desconvocar la huelga convocada semanas atrás por parte de la plantilla.

Se trata, según explica Marcos Citores, responsable del área de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, de «un buen acuerdo». No en vano, el documento incorpora varias de las reivindicaciones de los trabajadores, incluida la vinculada a la contención de la pérdida salarial, que «era lo que más preocupaba», ya que la empresa pretendía que dicha pérdida fuese muy significativa.

También preocupaba, y mucho, a los trabajadores, el propio calendario de trabajo. Así, finalmente se ha acordado que dicho calendario se elabore todos los años en el mes de diciembre. Para organizarlo, se han creado cuatro turnos: mañana, tarde, noche y partido. La inclusión de este último turno era una de las exigencias de la empresa y finalmente los sindicatos han cedido, aunque limitando su extensión a un máximo de ocho semanas al año por trabajador. Además, en el caso de que sea necesario ampliar dicho turno, la empresa «compensará» a los trabajadores por su desempeño, mientras que la inclusión de los empleados en el turno de noche será «voluntaria».

Gracias a esta planificación, los trabajadores «sabrán desde el principio qué turnos» y días deberán trabajar durante el año, facilitando así la conciliación laboral y familiar.

Con todo, el acuerdo deberá ser ratificado por la asamblea de trabajadores que se celebrará, previsiblemente, el próximo miércoles 26 de diciembre por la tarde. A la vista de que el documento elaborado entre el comité y la dirección de la empresa es «satisfactorio para ambas partes», Citores confía en que los trabajadores den el visto bueno al acuerdo y se pueda dar carpetazo al conflicto, al menos de momento. Y es que, tal y como recuerda el delegado de CCOO, al año que viene «habrá que volver a sentarse de nuevo» para elaborar el calendario de 2020.