Randstad prevé que la Semana Santa genere en Burgos 1.030 contratos, un 6,5% más que 2018

La hostelería será uno de los sectores clave. /
La hostelería será uno de los sectores clave.

El impacto de la Semana Santa en Castilla y León se prevé significativo, con 8.770 contratos, la cifra más alta de la historia

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Tras unos meses de muchas dudas en torno a la creación de empleo, la Semana Santa puede suponer un gran alivio para Burgos. Y es que, según las previsiones de Randstad, empresa líder en recursos humanos en España, durante las próximas semanas se generarán en Burgos 1.030 contratos, lo que supone un incremento del 6,5% respecto a los datos de la Semana Santa de 2018. Los sectores clave en esta ocasión volverán a ser el transporte y distribución, la hostelería y el entretenimiento

Este significativo incremento enlaza con la dinámica general que se prevé en el conjunto de Castilla y León, donde según Randstad se podrían generar 8.770 empleos, la cifra más alta de la historia para una campaña de Semana Santa. En este sentido, destacan las previsiones que se dibujan en provincias como Valladolid (1.800 contratos), León (1.610) y Salamanca (1.430), que concentrarán más de la mitad de los contratos.

De hecho, la campaña en Castilla y León prevé mejorar las estadísticas del conjunto del territorio nacional, donde se esperan 198.980 contratos, un 7% más que el volumen registrado en el mismo periodo de 2018.

Cuando se analiza la serie histórica, se detecta que la contratación en esta campaña del año se ha comportado como un reflejo de la situación económica en España, sobre todo durante los primeros años del análisis. En este sentido, tras un crecimiento sostenido por encima de dos dígitos entre 2005 y 2007, el año 2008 supuso un cambio de tendencia, coincidiendo con la crisis económica. Este descenso fue aún más pronunciado en 2009, cuando se registró la cifra más baja de la serie histórica, con menos de 80.500 contrataciones.

Entre 2010 y 2013 la campaña de Semana Santa se mantuvo en el entorno de las 100.000 incorporaciones, con ligeras subidas y bajadas. Sin embargo, desde 2014 se han registrado seis años de crecimiento consecutivos, hasta los 198.980 contratos previstos en 2019.

Según Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, «durante esta época del año, la contratación temporal se convierte en un buen recurso para que las empresas puedan hacer frente al crecimiento del volumen de negocio. Por eso, las compañías demandan flexibilidad, especialmente en sectores en los que la demanda es especialmente estacional, como la hostelería o el turismo».

Luis Pérez considera además que para un profesional, «esta situación resulta una buena oportunidad para acceder a un puesto de trabajo en este periodo, siendo un paso fundamental y muy habitual para hacer a un empleo estable. Además supone una experiencia muy interesante para incrementar la empleabilidad de los profesionales, tanto en los primeros años de su carrera laboral como para reincorporarse tras un periodo de desempleo, por lo que estas previsiones positivas se ha de aprovechan».