Las renovables ahorraron un 5% en la factura de la luz en 2017

Parque eólico de Iberdrola./R.C.
Parque eólico de Iberdrola. / R.C.

La producción de estas plantas redujo en 2.584 millones el coste eléctrico, aunque percibieron 5.674 millones en primas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La producción de electricidad procedente de centrales eólicas, hidráulicas o solares -las que conforman el grueso de las energías renovables- permitió a los consumidores ahorrar en sus facturas 2.584 millones de euros. Al inyectar más luz procedente de estas instalaciones, el coste de generación diario ('pool') se reduce habitualmente porque estas plantas ofrecen la electricidad a un coste menor que el resto del sistema. Así ocurre diariamente: a más producción verde, menor es el precio que se paga.

Con esta premisa, el abaratamiento en el coste de la luz fue de 10,23 euros/Mwh por el efecto de las renovables. El precio medio del 'pool' superó los 52 euros/Mwh, que habrían llegado a los 62 euros/Mwh, según los cálculos de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA). Esto es, una diferencia del 16% a favor del usuario. Si se trasladan estos cálculos a un recibo medio -un hogar con una potencia contratada de 4,7Kw y un consumo anual de 3.600Kwh que se rija con la tarifa regulada PVPC-, el ahorro por el efecto de la producción de renovables habría sido de un 5% en términos anuales en el total de la factura.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que ese mismo recibo también soporta un coste que abonan los consumidores al mismo tiempo. Se trata de las primas a las renovables -la retribución específica de la que gozan para fomentar su implantación-, cuyo importe ascendió a 5.674 millones de euros el año pasado, un 5,8% superior a la del ejercicio anterior. Así, la diferencia entre el ahorro estimado por la producción y el pago de primas siguió siendo negativo para el conjunto de la tarifa, al situarse en los 3.090 millones de euros.

La organización APPA insiste en que «hay que seguir instalando renovables para que el precio baje», ha indicado el presidente de la asociación, José Miguel Villarig. Sin embargo, ha puntualizado en la necesidad de que el Gobierno «dé una certeza a los precios a la hora de realizar inversiones en nuevas instalaciones». Porque «hoy se puede adjudicar un parque, pero no se sabe a qué precio cobrará la energía en 2019». Villarig ha explicado que el sector no puede permitirse «precios de producción cercanos a cero euros», como ocurre en parte de la formación de precios actuales, cuando hay una elevada producción eólica o hidráulica.

Durante 2017, el conjunto de energías renovables aportaron al sistema un 16,7% de la electricidad, lo que supone un descenso desde el 17,3% del año anterior. Con estas cifras, estas tecnologías regresan a los registros de hace cinco años. Este último descenso se debe a la sequía, que afectó a la generación de las hidráulicas, así como a la necesidad de exportar luz a Francia durante buena parte del año por la baja disponibilidad de las nucleares de ese país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos