Fomento pide al taxi que levante los paros tras una propuesta «ambiciosa»

Fomento pide al taxi que levante los paros tras una propuesta «ambiciosa»

Fomento inicia hoy la ronda de reuniones con representantes de las VTC para frenar el conflicto

EFEMadrid

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha pedido a los taxistas que levanten los paros que secundan en las principales ciudades españolas y ha calificado de «ambiciosa» y «meditada» la propuesta que ha hecho el Ministerio de Fomento al sector.

«Hemos hecho una propuesta muy meditada y creemos que tiene que haber buenos servicios de calidad hacia los ciudadanos y que el marco regulatorio tiene que proteger a todos», ha señalado en declaraciones a La Sexta, en la que ha insistido en que la situación actual responde a un problema «estructural y heredado» del PP y que en 40 días el Gobierno socialista «no puede haber hecho muchas cosas mal».

Saura ha señalado que desde el minuto uno y hasta el último ha pedido «reiteradamente» a los taxistas que levantaran los paros porque no se puede generar ningún efecto negativo sobre los ciudadanos «que no tienen culpa de nada» y ha insistido en que los taxistas tienen una responsabilidad y que las conversaciones que se están manteniendo se tienen que producir «en un clima seguro».

«Los ciudadanos no pueden pagar el pato de unas negociaciones en las que Fomento ha hecho una oferta ambiciosa y está mostrando todo tipo de lealtad en el marco de la negociación», ha apuntado el número dos de Fomento, quien no ha concretado qué se va a hacer con las licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor) que superan ya la proporción del 1/30. «Lo que hay que hacer y estamos planteando es parar la situación y que no vaya a peor (...), tenemos que volver al equilibrio en ese nuevo mercado, que es algo dinámico y no estático», ha agregado antes de reunirse con el sector de VTC, un día después de hacerlo con el del taxi.

Los taxistas colpasan la Castellana de Madrid

El Paseo de la Castellana ha amanecido tomado por unos cuatro o cinco mil taxis que desde ayer protestan ante la sede de Fomento para exigir «algo más de certeza y certidumbre» sobre el futuro del sector y que aguardan al resultado de la reunión que responsables del Ministerio mantendrán con representantes de las VTC.

Solo un carril de evacuación por sentido permanece abierto al tráfico en la Castellana, mientras que los otros cuatro carriles por sentido siguen ocupados por miles de vehículos cuyos conductores han decidido continuar la protesta pasando la noche juntos en señal de unidad y de presión hacia el Ministerio.

Julio Sanz García, presidente de la Asociación Nacional del Taxi, ha explicado a Efe que con esta presión los taxistas pretenden hacer llegar a Fomento su determinación para que la ley que establece que debe haber una licencia VTC por cada 30 taxis se cumpla «no solo en el papel, sino también en la calle».

«Queremos seguir manteniendo esta presión a la espera de noticias favorables desde Fomento; la última nota de prensa no colmó nuestras aspiraciones, y no entendemos que haya motivos para suspender las movilizaciones», ha explicado Sanz García.

Confía, por eso, en que la protesta sirva para que Fomento emita comunicados que hagan «albergar esperanzas» al sector del taxi y acaben con la «frustración de anteriores promesas» que no se han cumplido y que «han generado una desconfianza importante». «No queremos ser engañados nunca más», ha aseverado.

Entre los miles de taxis blancos madrileños destacan cuatro distintos, negros, con el techo verde y con banderas portuguesas sobre el capó: dos procedentes de Oporto y otros dos de Lisboa, que han viajado esta noche a Madrid para sumarse a la protesta de los madrileños como muestra de solidaridad.

Uno de los taxistas portugueses ha explicado a Efe que ayer un centenar de taxistas hicieron una marcha hacia Lisboa para apoyar a los compañeros españoles y también para lanzar un mensaje al Gobierno portugués para que esté alerta «porque lo mismo que está ocurriendo en España puede ocurrir en Portugal».

Tras esa marcha, estos cuatro taxistas decidieron recorrer los 600 kilómetros que separan Lisboa y Madrid para sumarse a la protesta en España, que les ha impresionado, y han dicho comprender lo que está pasando el sector. «Vuestra lucha es nuestra lucha. Soy taxi», reza un cartel en la ventanilla de uno de los taxis portugués.

Servicios mínimos

Distintas asociaciones del sector han convocado una reunión esta mañana, mientras la Policía está pidiendo a los taxis que se incorporan a la protesta en la Castellana que se reagrupen en la plaza de San Juan de la Cruz, porque están llegando más vehículos y no hay espacio para todos.

Mientras, en la estación de Atocha sigue sin haber taxis, más allá de unos 20 vehículos preparados para ofrecer servicios mínimos a ancianos, familias con niños pequeños o personas de movilidad reducida, a los que trasladan gratis a sus destinos.

A falta de taxis, la estación ha amanecido con más carteles de protesta: «La ley es para todos, ¡que se cumpla la ley 1/30!» o «¿Cuántas sentencias del TSJ Europeo hacen falta para que se cumpla la ley 1/30?», decían algunos de los carteles.

Varios taxistas, además, se encargaban de explicar a los viajeros del tren y a los turistas cómo coger autobuses u otras alternativas de transporte para llegar a destinos, y a la salida de la estación del AVE han colocado planos de la red de Metro y de Cercanías para que la gente los pueda consultar.

Bruselas no dice nada

La Comisión Europea ha evitado pronunciarse este martes sobre la huelga indefinida que mantiene el sector del taxi argumentando que se trata de un derecho que está regulado a nivel nacional y sobre el que Bruselas no tiene competencias.

«No tengo un comentario que hacer porque, como probablemente saben, el derecho a huelga es algo regulado a nivel nacional, no tenemos competencias ahí», ha explicado en una rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos