La tensión comercial hace caer la confianza económica de la UE a niveles de 2015

La tensión comercial hace caer la confianza económica de la UE a niveles de 2015
Efe

El descenso es más fuerte de lo previsto sobre todo por los malos datos del sector de la industria en Alemania

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

La creciente tensión comercial entre Estados Unidos y China y cómo está afectando a las exportaciones de todo el mundo -en especial a la eurozona- es la razón principal por la cual el sentimiento económico de los países del euro ha caído a mínimos desde hace casi cinco años. Según la estadística que publica este viernes la Comisión Europea, la confianza cae hasta los 101,7 puntos en septiembre desde los 103,1 puntos de agosto. También en el conjunto de la Unión Europea (UE) disminuyó la confianza en la economía hasta los 100 puntos, 1,4 menos que un mes antes.

Aunque los analistas preveían una caída, no creían que fuera tan fuerte, sobre todo motivada por los últimos datos conocidos del sector de la industria en Alemania, hasta ahora la palanca de crecimiento del resto de la eurozona. La caída de la confianza hace reactivar las alarmas de un frenazo económico en el bloque económico europeo más cercano e importante de lo que se estimaba en un primer momento. El dato general de confianza en Alemania cayó de 100,6 a 99,4 puntos, por primera vez desde junio de 2013 por debajo de la media a largo plazo.

La industria se resiente

Es el sector industrial el que más nota el nuevo sentimiento económico de la eurozona. La estadística explica que la disminución se produjo como consecuencia de un «deterioro sustancial» de la confianza en la industria, ya que las fábricas que se apoyan en las exportaciones que sufren las tensiones del comercio mundial.

La confianza de los empresarios cayó hasta los -8,8 puntos en septiembre, tres puntos por debajo del mes anterior, que ya había dado malos datos, y su peor nivel desde julio de 2013, en plena crisis económica. Y es que la confianza en la industria alemana, la más grande del bloque, cayó a -15,6 puntos desde -11,2 en agosto, el nivel más bajo desde octubre de 2012.

También hubo una ligera caída en el comercio minorista, mientras que se mantuvo estable (+0,3) en los servicios y la construcción hasta los 9,5 puntos, después de tres caídas mensuales consecutivas y un resultado mejor que las expectativas que no subían del 9,3.

Por países, entre las mayores economías de la zona euro el sentimiento económico cayó significativamente en los Países Bajos y España (-3,1 puntos respecto a agosto), seguido de Alemania (-1,2) e Italia (-0,8). En otros países como Francia se mantuvo estable (-0,2).