Los tipos de interés se relajan tras el conflicto del impuesto hipotecario

Vivienda en venta. /R. C.
Vivienda en venta. / R. C.

El tipo medio de los créditos sobre vivienda cae al 2,57% a pesar del repunte del tipo fijo por primera vez en diez meses

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Los bancos han vuelto a adaptar las condiciones de sus hipotecas a las condiciones de un mercado condicionado por las últimas obligaciones dictadas por el Gobierno en materia de pago de gastos iniciales y por una política de tipos que no solo está en mínimos sino que parece pueda seguir ese camino en los próximos meses. Con todos esos ingredientes en la coctelera, el tipo medio de las hipotecas constituidas en enero cayó al 2,57%. Lo hizo después de que en noviembre y diciembre del año pasado repuntara al 2,61% y 2,62%, respectivamente, en medio del conflicto generado por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Una vez que el Gobierno aclaró en noviembre que serían los bancos tienes tendrían que asumir ese gasto -que puede superar el 1% del capital- en vez de los clientes, las entidades han adaptado sus políticas y han vuelto a una senda de intereses algo más bajos en el inicio del año. Los banqueros ya habían anticipado que no se verían grandes cambios en las ofertas de las entidades por el hecho de asumir el IAJD, aunque sí han desaparecido las ofertas más agresivas hipotecarias.

El descenso de los tipos llega, además, en un momento en el que las perspectivas de que los intereses vayan a subir en la zona euro siguen esfumándose. Por eso, el coste medio de las nuevas hipotecas variables ha vuelto a caer en enero hasta el 2,32%, el coste más bajo de los últimos años, según el INE. El descenso ha sido considerable con respecto al cierre de 2018, cuando se situaba en el entorno del 2,42%. Además, las hipotecas de cuota variable han vuelto a ganar terreno hasta representar casi dos tercios de las comercializadas en el primer mes del año, frente a la evolución que venían marcando en 2018 con menos de un 60% de cuota.

Este repunte se explica por el menor interés de los ciudadanos por las hipotecas a tipo fijo, la gran apuesta de la banca para sobrellevar el contexto actual de tipos en mínimos históricos. De hecho, en enero, este tipo de créditos nuevos representaron un 37,2% del total, frente a cotas de hasta el 42% de meses anteriores.

La caída de las hipotecas a tipo fijo viene acompañada de lo que ha sido el primer aumento de su precio en los ocho últimos meses: en enero, esta modalidad de préstamos sobre vivienda pagaba un interés inicial del 3,09%, más de un punto porcentual superior al de diciembre de 2018. Desde abril del año pasado el mercado bancario no elevaba este precio.

El conjunto del mercado hipotecario volvió a reflejar en el inicio del año el dinamismo que vive el sector inmobiliario al registrar 36.832 hipotecas nuevas, lo que supone un incremento del 22,5% con respecto a enero de 2018. Además, el importe medio solicitado se situó en 121.036 euros, un 0,7% menos que un año antes.