El empleo se impulsa con fuerza pero a costa de un menor salario

Los profesionales de las nuevas tecnologías son los más demandados./Archivo
Los profesionales de las nuevas tecnologías son los más demandados. / Archivo

Las altas expectativas salariales han incrementado 20 puntos el número de empresas que manifiestan tener dificultades para encontrar candidatos, algo que les sucede a ocho de cada diez

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El empleo en España sigue impulsándose con fuerza después de la grave recesión que azotó al país. Y ya van seis años consecutivos de crecimiento, aunque cabe resaltar que el alza del último año es el mayor de la última década: las ofertas de empleo se dispararon un 15,8% en 2018, según los datos del último Informe Infoempleo Adecco que analiza la situación del mercado laboral a través del análisis de más de 1,2 millones de vacantes generadas durante el pasado ejercicio y que se publicó este jueves.

La mala noticia es que este fuerte incremento se sustenta en parte en unos sueldos más bajos, como se refleja en el hecho de que en 2018 se registró la mayor caída del salario medio desde la recuperación. Así, la retribución media de las nuevas contrataciones fue de 23.812 euros brutos anuales, lo que supone un 5% menos que un año atrás. Es decir, hay más empleo, sí, y seguirá creciendo, puesto que la inmensa mayoría de las compañías manifiesta su intención de aumentar su plantilla, pero también más precario, tal y como vienen denunciando algunos organismos internacionales.

Además, otra de las conclusiones que se extrae de este informe es que incluso el empleo podría haberse dinamizado más si muchas empresas no se encontraran problemas a la hora de aumentar plantilla. Y es que ocho de cada diez afirma haber tenido dificultades para cubrir determinadas vacantes durante 2018, lo que supone 22 puntos más que un año atrás, algo que parece contradictorio con los más de 3,2 millones de parados que todavía hay. La principal razón que aducen son unas expectativas salariales demasiado elevadas por parte de los candidatos, así como la falta de competencias y de experiencia para desarrollar esos puestos. Las áreas más afectadas por esta escasez de talento son las de comercial ,las TIC e ingeniería y producción.

Pero es que además el 62,5% de las empresas reconocen haber tenido que dejar desierta alguna de las vacantes para las que han buscado profesionales. La media de puestos de trabajo sin cubrir se sitúa en 8,8 por empresa, lo que parece indicar que el mercado laboral en España está cambiando a un ritmo más rápido que quienes lo sustentan.

Para el segundo semestre del año y para 2020 el 79% de las empresas tiene ya en previsión contratar más empleados, lo que supone 30 puntos más que en el ejercicio anterior. Los departamentos de comercial y ventas, ingeniería y producción y tecnología son los que más profesionales demandarán en los próximos dos años.

La FP, liderando el empleo

Otra novedad que se extrae de este estudio es que el perfil del trabajador está cambiando al mismo tiempo que está transformándose el mercado y por primera vez los titulados en Formación Profesional son los más buscados. Más de cuatro de cada diez ofertas de empleo se dirigen a estos profesionales (un 42,26%), con lo que desbancan a quienes han cursado estudios universitarios, hasta ahora los más solicitados, que sufren una pérdida de dos puntos y pasan de ser requeridos por el 40,5% de las ofertas al 38,5% actual.

Por el contrario, el empleo para las titulaciones de Grado Medio de FP se han incrementado tres puntos hasta el 17,8%, mientras que los titulados en Grado Superior han perdido más de un punto de peso, aunque siguen estando por delante de los primeros: suponen un 24,4% de las vacantes.

«Especializarse suele ser la llave para encontrar mayores ofertas de empleo», explicó durante la presentación del informe el director general de Infoempleo, Jorge Guelbenzu, quien destacó, no obstante, que más de la mitad de los profesionales no están trabajando en un empleo que tenga relación con los estudios que ha cursado.

Por su parte, el secretario general del Grupo Adecco, Santiago Soler, hizo hincapié en el alto grado de concentración regional que se da en el empleo, hasta el punto de que más de la mitad de las ofertas se dan en Madrid y Cataluña. Lo que no cambia son los sectores donde se registran más vacantes: de nuevo servicios está a la cabeza con más del 55% de las nuevas contrataciones, mientras que el peso de la industria crece cuatro décimas y supone el 26,9% del total.

Temas

Paro