UGT reprocha a la Junta de Castilla y León que permita a Aspanias prácticas de dudosa legalidad

Miembros del comité de empresa de UGT, en Aspanias /IAC
Miembros del comité de empresa de UGT, en Aspanias / IAC

El jueves 23 de mayo está convocada una manifestación en la Plaza del Cid para que las instituciones y partidos políticos se posicionen en el conflicto

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La plantilla del grupo Aspanias y el sindicato UGT han acordado en asamblea retomar las movilizaciones, por lo que se manifestarán este jueves 23 de mayo a las 20:00 horas desde la Plaza del Cid hasta la Junta de Castilla y León, exigiendo a esta institución y a los partidos políticos con representación en las entidades locales y regionales que se posicionen en este conflicto laboral y exijan a la empresa que cumpla con su responsabilidad social reconociendo las reivindicaciones más básicas de la plantilla y cuidando la calidad del servicio poniendo fin a las prácticas que califica de dudosa legalidad.

Además, los delegados de UGT se concentrarán ante las puertas de la Junta de Castilla y León el viernes 24 de Mayo a las 13:00 horas y llaman a una nueva concentración el próximo jueves 30 de Mayo a las 20:00 en la Plaza del Cid. Movilizaciones a las que invitan a participar a los familiares de las personas con discapacidad que Aspanias atiende, ya que los profesionales de apoyo y los operarios con discapacidad son la base del grupo.

Con estas movilizaciones, los representantes de los diferentes comités de empresa del Grupo Aspanias responsabilizan a la Junta de Castilla y León de no actuar ni tener en consideración las denuncias que han presentado ante esta institución y la Gerencia Territorial de Servicios Sociales relacionadas con las prácticas de dudosa legalidad.

En un comunicado remitido por UGT, el sindicato hace refencia a que se ponga fin a la contratación de auxiliares de enfermería que en ocasiones no poseen dicha titulación, a los posibles fraudes en materia de contratación de trabajadores subvencionados desde el ECyL para realizar proyectos específicos y que en la práctica están ocupando un puesto de trabajo de atención directa o en labores comunes al resto de la plantilla. También recuerdan que a la Fundación Aspanias y a la Fundación CISA se les han concedido unos 650.000 euros para dichas contrataciones.

Del mismo modo, hacen hicanpié en las diferencias salariales. Por ejmplo, las encargadas de servicios domésticos cobran unos 3.000 euros menos al año que el resto de los encargados, cuando realizan las mismas funciones solo que en el perfil de limpieza. La brecha salarial entre hombres y mujeres de unos 600 euros al mes pese a que las mujeres suponen cerca de un 70% de la plantilla. Posible cesión irregular de trabajadores en el grupo de empresas. Congelación salarial desde el año 2012 para todos los profesionales de apoyo que se rigen por el convenio de la Fundación Aspanias (unos 300 trabajadores), que expiró en 2014 sin que la empresa haya manifestado voluntad de llegar a acuerdos dignos para la plantilla.

En el comunicado, el sindicato hace referencia a la contratación por parte de Aspanias de familiares directos de representantes institucionales y de altos cargos de partidos políticos, así como de miembros del equipo gestor de Aspanias.

Los delegados de UGT explican que la mesa de negociación del convenio del Grupo ASPANIAS se rompió el pasado 10 de mayo dado que la empresa no quiere asumir las reivindicaciones básicas de la plantilla, pretendiendo además imponer la movilidad indiscriminada a todos los técnicos del grupo.

Por todo ello, los delegados de UGT se reunieron ya con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández Mardomingo, y la gerente territorial de servicios sociales en Burgos, María Antonia Paniego, y han presentado varios escritos informando con datos de todas estas situaciones, sin que los representantes institucionales hayan tomado cartas en el asunto.