El turismo se ralentiza por una demanda menor y el alza de los competidores

Un turista en Pamplona. /Eloy Alonso (Reuters)
Un turista en Pamplona. / Eloy Alonso (Reuters)

El PIB del sector crecerá este año un 2,6%, por vez primera en diez años por debajo del avance de la economía española, según el 'lobby' Exceltur

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El negocio turístico español sigue gozando de buena salud, pero los últimos años de crecimiento espectacular se pueden dar prácticamente por finiquitados. Y no es ni mucho menos que vaya entrar en crisis, ni siquiera descender, simplemente crecerá menos de lo que se estimaba a inicios de año.

Los cálculos son de Exceltur, el 'lobby' que actúa como patronal oficiosa del sector, y en parte los asume como «esperables». Por eso prefieren restar importancia a la posibilidad de que, si se mantienen sus previsiones actualizadas este viernes, sea la primera vez en diez años que el PIB turístico pueda crecer por debajo del avance de la economía española, en concreto un 2,6% frente a un 2,7%.

Para el 'lobby' turístico no ha sido una sorpresa la recuperación de los destinos mediterráneos que más compiten con España en atractivo para los turistas extranjeros, sobre todo británicos y alemanes, dentro de la oferta del tradicional 'sol y playa'. Hablamos de Turquía (que ha mejorado su demanda un 29% de marzo a mayo), Egipto (que ha recibido un 40% más de visitantes), Túnez y Marruecos, sobre todo.

El otro fenómeno que temían desde las compañías es un cierto estancamiento en las llegadas de turistas desde los principales mercados emisores, Reino Unido y Alemania. Así, en el segundo trimestre rebajaron sus pernoctaciones un 2,1% y un 4,7%, respectivamente.

También el mercado nacional de turistas descendió esta primavera, debido a una meteorología «poco propicia para las escapadas», según José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur. Sus pernoctaciones disminuyeron un 1,2% de media, en contraste con un incremento disparado (un 32,5%) en las reservas de viviendas en alquiler.

Críticas a las viviendas turísticas

Zoreda lamentó en ese sentido el crecimiento «desmesurado» de la oferta de apartamentos turísticos, un fenómeno que tachó de «ilegal» y también «negativo» para la «imagen internacional» del turismo español, sin olvidar los problemas que generan a los residentes locales. En este sentido, espera que el Gobierno cumpla su «prometedor» anuncio de cambiar las leyes que puedan «abrir dudas y rendijas para una interpretación equívoca de las normativas autonómicas».

Otros factores que, a su juicio, están dañando el crecimiento del sector son el encarecimiento del petróleo, que penaliza los costes de sus empresas y fuerza al alza el precio del transporte, así como los anuncios de huelgas en aerolíneas y aeropuertos. Zoreda alertó sobre esos paros de que pueden «impactar negativamente en el desempeño de la actividad turística este verano». Por ello abogó por aprobar una ley de huelga «más restrictiva», sobre todo pensando en los períodos de mayor demanda para los consumidores.

Sobre las quejas laborales de algunos colectivos, como las limpiadoras y camareras de hotel ('kellys'), el responsable de Exceltur negó que la precariedad «sea la realidad del sector». Las prácticas «censurables» existen en todos los ámbitos, admitió, pero «no me gusta nada la palabra explotación» porque, según él, aquí se denuncian las ilegalidades.

 

Fotos

Vídeos