La prohibición de venta de gasolina y diésel en 2040 rebaja un 6% la compra de coches en 2019

La prohibición de venta de gasolina y diésel en 2040 rebaja un 6% la compra de coches en 2019

Los concesionarios auguran un año «difícil» para el sector y reclaman que se concrete la normativa para que los conductores puedan decidir sus compras

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El año que viene será «difícil» para el sector de la automoción en España. La patronal de los concesionarios (Faconauto) considera que los cambios en la normativa o la fiscalidad, como la prohibición de la venta de coches de combustión a partir de 2040, impactará «directamente» al sector, cuyas ventas se estancarán «o incluso caerán» durante 2019.

Así, en un encuentro con la prensa este lunes, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha advertido de que la venta de turismos por parte de los particulares caerá un 6% el año que viene y la de empresas un 4%. Su previsión sobre matriculaciones se sitúa de nuevo en 1,3 millones de unidades, prácticamente la misma cifra que este año que termina. El descenso de las ventas puede ser más profundo dependiendo de la evolución de la economía y el contexto político, han explicado.

Respecto a la inversión, Pérez ha augurado que el sector aumente un 8,5% sus cifras en los próximos dos años, destinando 2.000 millones de euros al desarrollo de la economía local, la formación y la descarbonización de la movilidad, pero para ello -avisa el presidente- el sector necesita «un marco de seguridad jurídica». Se refieren a la influencia que puede tener la futura legislación de Cambio Climático en las ventas, el impuesto al diésel o las restricciones al tráfico que han impuesto algunas grandes ciudades como Madrid.

De esta forma, aunque la patronal explica que comparten los objetivos del Gobierno por un parque de automóviles más limpio, los plazos «deberían tener en cuenta la realidad del mercado, las necesidades del ciudadano y las alternativas disponibles». Perez ha criticado algunas medidas como las restricciones al tráfico de ciertos vehículos en Madrid donde, según sus cifras, solo se han instalado ocho puntos de recarga de coches eléctricos este año.

«Para que todos los coches fueran eléctricos en 2050, habría que cambiar 25 millones de vehículos. Eso supone un recambio de más de 750.000 al año, cuando en 2018 solo han sido 8.000», ha explicado Pérez. «Si demonizamos el diésel, salimos perdiendo todos», ha argumentado.

 

Fotos

Vídeos