Las ventas de coches en Burgos se reducen un 12,44% y ya son siete meses de caída

Las ventas de coches en Burgos se reducen un 12,44% y ya son siete meses de caída

El incremento de ventas de vehículos con motorizaciones alternativas no consigue compensar la caída del diésel en marzo

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El sector del automóvil parece que se encuentra de nuevo de capa caída. Después de tocar fondo tras la crisis económica, el sector parecía ir poco a poco levantando el ánimo y los últimos ejercicios se han cerrado en positivo. Sin embargo, la dinámica ha cambiado radicalmente en este primer trimestre del año.

Bueno, en realidad, la dinámica pareció cambiar ya a finales del año pasado. La nueva normativa de emisiones y las dudas generadas en torno al futuro del diésel golpearon duro a los concesionarios, que después de marcar un mes de agosto histórico, vieron cómo las ventas se desplomaron a partir de septiembre. Y ese es el contexto actual.

En total, durante el pasado mes de marzo se matricularon en la provincia de Burgos 535 turismos y todoterrenos, lo que supone un descenso del 12,44% respecto a los datos registrados en marzo de 2018, cuando se vendieron 611 vehículos. En lo que va de año, en la provincia se han matriculado 1.496 vehículos, y la caída acumulada en este primer trimestre es del 13,12%.

En esta ocasión, el mayor descenso se ha registrado en las ventas a empresas, que han caído un 20,97% respecto a marzo de 2018 (196 vehículos en vez de 248). Algo más sostenida ha sido la reducción de ventas para particulares, que se ha situado en el 6,75% (332 en vez de 356).

Por motorizaciones, los datos ratifican la crisis del diésel. Y es que, durante el pasado mes de marzo apenas se vendieron 122 unidades propulsadas por gasóleo, lo que supone una caída (otra más) del 47,19% respecto a los datos del mismo periodo de 2018. Por aquel entonces, el diésel asumía casi la mitad de la cuota de mercado de turismos y todoterrenos. Hoy, esa cuota es de apenas el 22,8%.

Dicha caída del diésel no ha sido compensada por el resto de motorizaciones. Así, la gasolina se mantiene prácticamente plana, y, aunque las motorizaciones alternativas (híbridos, eléctricos, etc) continúan incrementando sus ventas (un 89,47% más en marzo), aún son las menos habituales (un 13,46% de cuota de mercado).

Con todo, la dinámica registrada en Burgos es muy similar a la del conjunto del territorio nacional. De hecho, el mercado español también acumula siete meses de caídas en las ventas, si bien, el descenso registrado en marzo ha sido más sostenido que el de Burgos (un 6,9%).