El esfuerzo para comprar una casa se complica con el alza del precio de la vivienda

Vivienda en venta en Vitoria./E. C.Gráfico
Vivienda en venta en Vitoria. / E. C.

Los hogares destinan un 17,2% de sus ingresos a pagar las hipotecas, un punto más que hace 12 meses, y 7,7 años de su vida para liquidar esta deuda inmobiliaria

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Comprar una vivienda se hace cada vez más complicado para los españoles, como consecuencia del repunte de los precios de la vivienda que están experimentando de forma casi ininterrumpida en los últimos meses. Para afrontar el gasto que supone una hipoteca media, las familias tienen que destinar a este fin un 17,2% de sus ingresos brutos (sin descontar los correspondientes impuestos y otras cargas), según el último informe trimestral de Tinsa.

Esta tasa que mide el esfuerzo para pagar las hipotecas ha ido creciendo en los últimos trimestres. En concreto, es ya un punto porcentual mayor que la registrada en el tercer trimestre del año pasado, cuando se situó en el 16,6%. Después ha ido ascendiendo al 16,7%, al 16,8% y ahora se encuentra ya por encima del 17%. En cualquier caso, este termómetro se encuentra muy alejado del esfuerzo que llegaron a realizar los hogares en la cresta del 'boom' inmobiliario, en 2007, cuando destinaban a pagar las hipotecas más de un 33% de las rentas que obtenían.

Este incremento del esfuerzo se calcula con los datos de los ingresos medios así como el de la hipoteca media anual inicial, en cuyo caso se ha tomado el dato de 120.039 euros en el segundo trimestre, según el INE. Cada mes, el pago de la cuota hipotecaria supone un desembolso medio de 559 euros.

Sin embargo, con el último dato de julio, actualizado hoy mismo, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas ha crecido un 2,1% respecto al mismo periodo del año pasado, hasta los 125.120 euros. Este repunte implica que, casi con el mismo nivel de ingresos -los salarios siguen sin aumentar de forma considerable- hay que afrontar unos pagos hipotecarios mayores.

Ese esfuerzo para asumir los créditos inmobiliarios también se mide en número de años destinados a pagar las hipotecas durante toda la vida de las mismas. En concreto, ya son necesarios 7,7 años, de media, en una tendencia que ha ido aumentando en los últimos trimestres, según los datos semestrales de Sociedad de Tasación.

 

Fotos

Vídeos