El lado humano de los candidatos (II)

Manjón: «Me apasiona más el deporte como juego que como espectáculo»

Marco Antonio Manjón, en el dolmen de Sargentes de Lora./BC
Marco Antonio Manjón, en el dolmen de Sargentes de Lora. / BC

El candidato de Vecinos considera que hay que llevar a cabo una política que prime las necesidades personales, como el trabajo, la vivienda o la seguridad

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

La candidatura de la coalición Vecinos al Ayuntamiento de Burgos está liderada por el concejal no adscrito Marco Antonio Manjón Martínez (Ayoluengo de la Lora, 1957). Maestro de EGB, casado y con tres hijos, forma parte de la Corporación municipal de la capital desde 2015 por Imagina Burgos, partido del que se desligó en el pasado mes de marzo. Ahora vuelve a concurrir a los comicios locales con una marca creada por él, que cuenta con el apoyo de varias asociaciones y formaciones y que se ha expandido por algunos pueblos de la provincia.

- ¿Por qué decidió presentarse a la Alcaldía de Burgos?

- Por mi compromiso social. Siempre he trabajado en temas sociales y cooperativos. Ya tomé parte en la Plataforma de Apoyo a la Hipoteca (PAH), en La Casa Grande y en otras organizaciones, como el Movimiento Internacional de Reconciliación.

- ¿Cómo llegó a la política?

- Llegue a la política por Imagina a través del Movimiento 15-M y, además, participe en Democracia Real Ya!, una de las plataformas que motivaron el 15-M.

- ¿Por qué quiere ser el alcalde de la ciudad del Arlanzón?

- Creo que ahora estoy preparado, junto a mi equipo, para hacer una política local, independiente de los grandes intereses estatales y centrada en los burgaleses. Considero que hay que llevar a cabo una política que prime las necesidades personales, como el trabajo, la vivienda o la seguridad. Es decir, una política de Burgos, por Burgos y para la gente de Burgos.

- ¿Qué aficiones tiene?

- Me gusta el cine, ir en bicicleta, andar y la música, pero sobre todo leer, que es una de mis pasiones.

El Padrino es una de las series de películas que más me impresionó por cómo está hecha y cómo cuenta las historias

- ¿Cuál es el último libro que ha leído?

- 'Utopía de la normalidad: Riace, el modelo de acogida de Domenico Lucano' de Tiziana Barillà. Es la experiencia de un alcalde de Riace (Calabria, Italia) elegido por una candidatura ciudadana que decidió trabajar a favor de la integración y consiguió levantar la zona. El que estoy releyendo actualmente es 'La paradoja, un relato sobre la verdadera esencia del liderazgo' de James Hunter. Me parece genial porque habla del tema del liderazgo de servicio. Realmente creo que uno tiene que aprender mucho de humildad, de servicio y de compromiso.

- ¿Cuántas veces va al cine al año?

Tenía la costumbre de ir una vez a la semana, pero últimamente se está quedando en una vez al mes.

- ¿Su película preferida?

Hay muchas. Destaco El Padrino porque creo que es una de las series de películas que más me impresionó por cómo está hecha y cómo cuenta las historias. Pero también hay otras como Apocalipsis Now, que enfoca bien el tema de la Guerra de Vietnam, o 1984, la película basada en la novela de Orwell, que me picó la curiosidad para leer el libro.

- ¿De qué equipo es?

- Uno es de Burgos y ama al Burgos, pero me apasiona más el deporte como juego que como espectáculo. No me motivan los grandes equipos. Me parece más interesante el deporte base y local. De joven he sido un poco del Athletic porque estuve estudiando unos años en el País Vasco y siempre me han gustado los partidos de la Selección Española. Ahora estoy con el San Pablo por la evolución que lleva y por cómo una ciudad pequeña consigue una afición y un equipo que está destacando desde la humildad. Sin duda, es una paradoja que me anima en mi trabajo político.

- ¿Sabe por qué se celebra el día del Curpillos?

- Tiene que ver con la batalla de las Navas de Tolosa y con el papel que jugó Castilla en aquella época. Es una fiesta local que tiene dos aspectos, uno institucional (procesión del pendón) y otro popular (jira).

- ¿Qué es lo que más le gusta de las fiestas de San Pedro y San Pablo?

- El movimiento en las calles, el espíritu de las peñas. Últimamente me gusta también todo lo que se está haciendo a nivel cultural en la calle. Además, destaco el ambiente de las casetas de tapas, aunque las daría una vuelta.

- ¿Es religioso?

- Me defino como cristiano de base a raíz de leer el Evangelio de San Mateo. Me marcó profundamente en sus valores. Creo que llegué a él tras mi pequeño periodo de ateísmo o agnosticismo. La Biblia es una historia alucinante que habla de justicia y poder.

Destaco el ambiente de las casetas de tapas, aunque las daría una vuelta

-¿Va a misa?

-No, normalmente no. Participo en una iglesia evangélica a la que llegué por circunstancias históricas procedente de un movimiento de base católico.

-¿Cuál ha sido el momento más feliz de su vida?

- Tengo tres hijos y cinco nietos. Ver su nacimiento, sobre todo el del primero, y ver cómo han evolucionado es uno de los aspectos más importantes de mi vida. También subrayo el hecho de encontrar a mi compañera, con la que comparto mi vida desde hace 40 años.

- Y, por el contrario, ¿qué momentos han sido los de los más tristes?

- Hay muchos, como la pérdida de mis padres. El adiós de mi madre, de la que aún me acuerdo, fue un momento bastante triste. Recientemente, para mi fue muy dura la fracción con Imagina y lo que ocurrió entre Imagina y Podemos, como también el hecho de tener que seguir un camino con otra gente y no haber podido participado en un proyecto común como me hubiera gustado. Esto me ha llevado a momentos difíciles en los que he pensado en tirar todo e irme a mi casa.

- ¿Qué grupo de música destacaría?

- En este momento, La M.O.D.A., sin lugar a dudas porque son burgaleses y tienen mucho éxito.

- ¿Qué música escucha para relajarse?

- Clásica, de autores como Beethoven, Mozart, Vivaldi o Haendel.

- ¿Con qué otro candidato a la Alcaldía de Burgos iría de cañas?

- Creo que no he tenido ningún problema para irme a beber una cerveza con nadie. Si algo he hecho estos cuatro años es poder llevarme bien con todos. No tengo nada personal con nadie. He podido tomarme cafés y cañas con casi todos, sobre todo en la Diputación, que es donde he estado más centrado. Hemos tenido debates duros, pero luego me ha relacionado perfectamente.

- ¿Y con quién no pasaría un fin de semana?

- Tendría que pensarlo, pero, más allá de mi círculo más cercano, nunca me he planteado esto. Eso sí, si surgiera no creo que tuviera ningún problema.

- Por último, ¿a quién entregaría el premio Embajador de Burgos?

- Hay burgaleses que están trabajando en África y en Latinoamérica en cooperación al desarrollo. Le daría el premio a uno de ellos.