El toque de Mañueco

El candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho sus pinitos con la pala, al lado de 'El Chuleta' en Roa de Duero

Mañueco saca con la pala un lechazo del horno. /Rubén Cacho/ICAL
Mañueco saca con la pala un lechazo del horno. / Rubén Cacho/ICAL
Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El paseo que ha completado el candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, por el municipio burgalés de Roa de Duero ha estado marcado por el calor, tanto el solar como el del horno de asar lechazos en el que ha hecho sus pinitos con la pala, al lado de 'El Chuleta', Óscar R. Ventana para Europa Press.

Ha sido en el mesón que regenta Joaquín Alonso, cuyo mote familiar da nombre al establecimiento, donde Mañueco ha tomado buena nota de algunos de los trucos para cocinar con maestría un lechazo, en una localidad que es reconocida por la elaboración de este manjar.

Entre bromas por el tradicional modo de lanzar la sal de espaldas y por la simpatía del maestro asador, que incluso ha ejercido de asesor de los fotógrafos para que pudieran retratar la intensidad de las brasas, Mañueco se ha arremangado para coger la pala e introducir las bandejas de lechazo dentro del horno.

'El toque de sacar' (el lechazo) que ha demostrado el candidato es lo que ha llamado la atención de Joaquín Alonso 'El Chuleta', tentado de hacerle una oferta de trabajo a Mañueco, cerca de las brasas y la lumbre.

También el fuego ha servido para encender el cohete con el que los agricultores de Roa han conmemorado el día de San Isidro Labrador, justo a la salida de la iglesia y momentos antes de que Mañueco llegara a la misma Plaza Mayor, donde ha sido recibido por los integrantes de la candidatura municipal y de la lista de Burgos a las Cortes de Castilla y León, liderados por su número uno y presidente del Parlamento autonómico, Ángel Ibáñez.

Los rescoldos del debate electoral protagonizado ayer por los principales candidatos a la Presidencia de la Junta también se han avivado por Mañueco, que en una conversación informal con los periodistas ha bromeado con la evaluación «muy dura» que le hizo su mujer cuando vio el debate: «Me dijo que les machaqué», ha detallado, convencido de que le fue bien.

Nada que ver con la instantánea que han podido tomar los periodistas durante su visita a una empresa de estructuras metálicas, en las que se podía leer en uno de los carteles de seguridad que acompañaban a Mañueco de fondo:«Atención, riesgo de tropezar».

En el ambiente que rodea al candidato del PP flota en todo momento que salió bien parado del debate, en contraposición al resto de los líderes, a los que vieron peor. Es lo que toca... El toque de Mañueco, convencido de que representa un «proyecto renovado».