Tudanca siente «emoción» al ver demolidas las casetas del peaje de la antigua AP-1 en Burgos 

Imagen que ha visto Tudanca, desde el autobús de campaña, del peaje/Miriam Chacón | ICAL
Imagen que ha visto Tudanca, desde el autobús de campaña, del peaje / Miriam Chacón | ICAL

El dirigente burgalés presenta como «aval» del cambio la liberalización de la autopista que conecta la ciudad y Miranda de Ebro  

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

«Emoción» es lo que reconoció hoy sentir el burgalés Luis Tudanca, candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, al ver «demolidas» las casetas del peaje de la antigua autopista AP-1, a su paso por Castañares.

Tudanca, que recorrió el trayecto de Valladolid a Briviesca en el autobús de la caravana socialista en el que viaja su equipo y periodistas, no dudó apartar las cortinillas del vehículo para contemplar la estampa del amasijo de hierros que ha dejado el antiguo peaje de la AP-1 en Castañares, informa ICAL.

Más información

«Ha costado tanto», aseveró Tudanca cuando el autobús tuvo que rodear por la calzada habilitada los restos de lo que fueron durante cuatro décadas un peaje, que desapareció el 1 de diciembre de 2018 al liberalizarse esta vía de pago, que comunica Burgos y Miranda de Ebro, por una decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, al cumplirse la última prórroga de la concesión a Europistas.

En Briviesa, Tudanca aprovechó su comparecencia de la mañana de este séptimo día de la campaña electoral de las autonómicas del 26 de mayo para remarcar que es una autopista «100 por 100 libre», lo que consideró un «aval» de la tarea que realizan los socialistas en las instituciones.

«Piedra sobre piedra», dijo Luis Tudanca se encuentran los restos de este peaje de Castañares, que se almacenan en lo que hasta hace medio año era un peaje con sus cabinas y barreras. Ahora ya nada parece lo que fue y la imagen es bien distinta, pues se asemeja más con restos de chatarra.