La estrella de la UFC Conor McGregor, acusado de agresión y conducta criminal

Conor McGregor, acercándose al autobús.

Un vídeo publicado el jueves mostraba al luchador lanzando un carrito a un autobús

EFENueva York

El irlandés Conor McGregor, estrella de las artes marciales mixtas, fue acusado formalmente de tres cargos de agresión y otro de conducta criminal después de entregarse a las autoridades tras un incidente que protagonizó el jueves en el Barclays Center, informó el Departamento de Policía de Nueva York.

Otro luchador, Cian Crowley, que acompañaba a McGregor cuando se generó el incidente, también fue acusado formalmente de agresión y conducta criminal tras entregarse junto con el excampeón mundial a las autoridades en la comisaría número 78 de Nueva York.

Los policías actuaron en contra de McGregor y su entorno por haber irrumpido en un evento de la UFC, organización de las artes marciales mixtas, y lanzar objetos a los autobuses donde los protagonistas de la velada UFC 223 eran transportados.

El dos veces campeón de la promotora UFC asistió al evento del día de medios de comunicación celebrado en el Barclays Center, en Brooklyn, con un séquito de personas que le acompañaron.

Tras descubrir que la reunión ya había terminado se enfureció y se fue directamente a los autobuses donde estaban los peleadores.

Cuando los encontró, McGregor, de 29 años, y su equipo comenzaron a arrojar objetos hacia el autobús, provocando la rotura de una ventana, lo que causó cortes al púgil Michael Chiesa y la rotura de un nudillo a un empleado de la promotora.

«Esto es lo más asqueroso que me ha pasado en la historia de la compañía. Hay una orden de aprehensión para McGregor en este momento. Su avión no puede salir del aeropuerto, no puede salir del estado, lo van a demandar muchas personas», declaró Dana White, presidente de la UFC.

En distintos vídeos en redes sociales se ve a Conor y a su equipo lanzando vallas metálicas de protección y otros objetos pesados contra los autobuses mientras discutían con empleados de seguridad de la UFC.

El luchador Artem Lobov, amigo de McGregor, quien iba a combatir contra Alex Cáceres en el evento de este sábado, fue retirado de la cartelera por participar en la trifulca.

«Lo que pasó hoy es criminal, asqueroso, me hace sentir enfermo y nosotros como organización necesitamos encargarnos de que no vuelva a suceder esto», afirmó White, quien añadió que Chiesa está siendo evaluado en un hospital para determinar si podrá pelear contra Anthony Pettis.

Más tarde se anunció oficialmente que no podrá pelear, igual que Lobov y Ray Borg.

Chiesa (14-3), un peso ligero, sufre laceraciones en la cara, mientras que el peso mosca Borg (11-3), que se iba a enfrentar a Brnadon Moreno, tiene también una herida que presuntamente se produjo como consecuencia de la rotura de cristales del autobús donde se encontraban y que fue atacado por McGregor y sus acompañantes.

A principios de esta semana, Lobov estuvo involucrado en una pelea de hotel con el peso ligero de la UFC Khabib Nurmagomedov, quien está programado para pelear el sábado contra Max Holloway.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos