Una fortuna por desposar a su hija

Karnsita Rodthong./
Karnsita Rodthong.

Millonario tailandés busca yerno

EL NORTE

Para empezar a hablar, 300.000 euros.Y si la boda fructifica y él muere, una fortuna de herencia. Esta es, en síntesis, la historia que ha dado notoriedad a Arnon Rodthong, de 58 años, dueño de una plantación de una de las frutas más exóticas del mundo, el durian. El empresario tailandés tiene una hija de 26 años sin pareja y ha publicado esta peculiar oferta para encontrarle pretendiente. Solo pide que sea trabajador.