Bolsonaro comparte un vídeo obsceno para atacar el carnaval

Bolsonaro, su esposa Michelle y el Increíble Hulk, en el desfile de muñecos gigantes de la ciudad brasileña de Olinda./EFE
Bolsonaro, su esposa Michelle y el Increíble Hulk, en el desfile de muñecos gigantes de la ciudad brasileña de Olinda. / EFE

El presidente brasileño desata una tormenta al exponer a sus seguidores a escenas pornográficas y algunos usuarios piden someterle a juicio político

MARCELA VALENTECorresponsal. Buenos Aires

Con el propósito de cuestionar una supuesta deriva del popular carnaval callejero en Brasil, el presidente, Jair Bolsonaro, compartió un video obsceno desde su cuenta en Twitter y desató una polémica dentro y fuera del país. Los usuarios de las redes se dividieron entre los que defendieron la divulgación como forma de denuncia y quienes exigieron el juicio político del mandatario por un proceder incompatible con el decoro que exige su cargo.

El video -ahora ya marcado como 'material sensible'- muestra a tres hombres bailando con movimientos sensuales sobre el techo de una parada de taxis en una calle céntrica de Sao Paulo por donde discurrió el carnaval callejero. Uno de ellos muestra las nalgas casi desnudas al público, simula que se introduce un dedo en el ano y se coloca de rodillas con la cabeza hacia abajo mientras otro orina sobre su cabellera.

Bolsonaro, que tiene casi 3,5 millones de seguidores en Twitter, divulgó el vídeo con la siguiente leyenda: «No me siento cómodo al mostrar esto, pero tenemos que exponer la verdad para que la población sepa y escoja sus prioridades. En esto derivaron muchos 'blocos' (agrupaciones) de calle en el carnaval brasileño».

De inmediato el tuit se reprodujo con el hashtag #goldenshowerpresident aludiendo en inglés a la 'lluvia dorada', como se conoce la práctica sexual de orinar sobre la pareja, presente en numerosas cintas pornográficas. Lejos de intentar escapar de la polémica, el presidente preguntó en la misma red: «¿Qué es la 'golden shower'?».

El problema para Bolsonaro es que además del 'hashtag' principal, primera tendencia en la red social a nivel mundial, otros dos lo siguieron en el podio. En uno, los usuarios clamaban #ImpeachmentBolsonaro y en el otro, con menos participantes, #BolsonaroTieneRazón. Usuarios de Twitter alegaron que la Constitución prevé que el presidente puede ser sometido a juicio político si muestra un proceder incompatible con la dignidad y el decoro del cargo.

«Bolsonaro es un sujeto vulgar y sin ética que no ve problema en exponer un vídeo porno en su perfil oficial de Twitter», exclamó un comunicante indignado, que pidió su dimisión. Otros aplaudieron la denuncia presidencial y pidieron medidas para prohibir ese tipo de manifestaciones callejeras de una fiesta pagana.

Crítica incómoda

No es la primera vez que Bolsonaro interviene con polémica en torno al famoso carnaval brasileño, que tiene sus manifestaciones más espectaculares en los desfiles de escuelas de samba en los sambódromos, pero también en las más populares fiestas callejeras. En ambas hay lugar para la crítica política, con canciones, disfraces y muñecos. El Gobierno de Bolsonaro, que ya protagonizó escándalos de corrupción, fue blanco de burlas que incomodaron en la presidencia.

En vísperas de las fiestas, los músicos Daniela Mercury y Caetano Veloso grabaron un videoclip titulado 'Prohibido el carnaval' con censuras al Gobierno derechista. Después, Bolsonaro compartió el vídeo de un artista desconocido que critica el de Mercury y Veloso. Lo divulgó con otra leyenda en la que acusa sin nombrarlos a «famosos» de atribuirle la voluntad de prohibir el carnaval. Sostuvo que lo que ocurría era que esos creadores se habían enriquecido con una ley de fomento de la música popular que ahora sólo apoyará a artistas desconocidos.

Temas

Brasil