En libertad el periodista hispanovenezolano detenido por explicar qué es un apagón

Concentración para pedir la liberación del periodista Luis Carlos Díaz. / EFE

Guaidó reclamó al Gobierno de Maduro la liberación del informador de radio, pacifista y crítico con el Ejército y el régimen

DAGOBERTO ESCORCIABogotá

El periodista hispanovenezolano Luis Carlos Díaz ha sido liberado a últimas horas de este martes, un día después de su detención, según ha confirmado el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) de Venezuela. A través de su cuenta en Twitter, la organización profesional anunció que «nuestro colega Luis Carlos Díaz está en estos momentos en los trámites de su liberación». Este extremo ha sido confirmado también tanto por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, como por la emisora Unión Radio.

«¿Qué pasa con los 'blackouts' (apagones)? ¿Cómo creen que se ejecuta? ¿Cuánto tiempo imaginan que nos dejan incomunicados? ¿Qué nos recomiendan hacer? ¿Cómo creen que debemos informarnos en ese momento?», se preguntaba el periodista Luis Carlos Díaz en el programa de radio 'Con el mazo dando'. «La primera lección que nos deja la 'primavera árabe' es que cuando son aplicados desde el poder ya no hay nada que hacer», pasó a explicar. «Lo segundo es que el efecto inmediato es que la gente sale a la calle. Es el momento de tener las memorias limpias, libres y demás porque te va a tocar registrar, grabar vídeos, entrevistar a la gente, hablar con ellos para saber lo que está pasando hasta que vuelva la luz, hasta que vuelva la luz», repitió varias veces.

El lunes, los compañeros de Luis Carlos Díaz y su esposa denunciaron la desaparición del informador. El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) había entrado en su casa, se llevó el ordenador y demás herramientas de trabajo de Díaz.

La razón era el vídeo que había hecho el periodista explicando lo que significa un apagón como el que está sufriendo Venezuela en la última semana. Motivo suficiente para que Diosdado Cabello, militar y mano derecha de Maduro, lo acuse de conocer los supuestos planes de la oposición para ejecutar un 'blackout' en todo el país.

Díaz es un periodista joven (34 años) con más de 340.000 seguidores en Twitter, que se declara hijo de internet, tejedor de redes, que mezcla tecnología y política, que madruga en la radio y que planifica estrategias de transmedia. Es además un pacifista reconocido, que ha criticado duramente a las fuerzas militares venezolanas y también al régimen de Nicolás Maduro, al mismo tiempo que ha mostrado su emoción en público, junto a su esposa, Nacky Soto, por el regreso de Juan Guaidó a Venezuela. Desde 2010 ha participado en seis de las ediciones del Encuentro de Constructores por la Paz.

Manifestación contra el apagón

El propio Guaidó había reclamado la liberación inmediata del reportero, como también lo exigió la comisión técnica de la ONU, que preside Michelle Bachelet, en su cuenta de Twitter, donde pide «acceso urgente a Díaz». La comisión visita estos días Venezuela y ayer asistió a la sesión ordinaria que celebró la Asamblea Nacional para analizar la grave situación por la que pasa este país. Miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa acudieron a la Fiscalía para denunciar la detención de Díez y pedir su liberación.

Anoche, Guaidó recordaba a los venezolanos la importancia de mantener la movilización: «El usurpador no puede garantizar ni agua, ni luz, ni medicinas. Ni siquiera una moneda digna con la cual comprar comida. Hemos cambiado el juego y no nos van a confundir ni a separar como en el pasado. ¡Todos a la calle!».

La Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, ha aprobado este lunes por unanimidad la propuesta de decreto de alarma nacional planteada por Guaidó.

La propuesta de emergencia presentada por Guaidó indica que se declara el estado de alarma, como modalidad del estado de excepción, en todo el territorio nacional, «debido a la calamidad pública generada por la interrupción sostenida del suministro eléctrico que ha afectado a la gran mayoría de los venezolanos», informa el diario 'El Nacional'.

El texto ordena además al Ejército que disponga las movilizaciones que sean necesarias para que brinde la debida protección tanto a las instalaciones como a los funcionaros de la eléctrica Corpoelec.

También se pide a los funcionarios de las fuerzas de seguridad abstenerse de impedir u obstaculizar las «legítimas protestas del pueblo venezolano mediante las cuales expresan no solo su rechazo al deplorable estado en que se encuentra el sistema eléctrico del país sino, sobre todo, su inmensa indignación hacia quienes con su ineptitud y corrupción» han propiciado esta situación.

Protesta en la calle

Ante miles de venezolanos agobiados por la falta de agua y comida por un apagón que entra en su sexto día, Juan Guaidó prometió este martes que Venezuela sadrá «de la penumbra» y tomará el poder que, asegura, «usurpa» el presidente Nicolás Maduro. «Con valor y con fuerza les pido que confíen en ustedes, que Venezuela va a salir de la penumbra, que el cese de la usurpación está muy cerca», expresó Guaidó, ante unos 2.000 seguidores que se congregaron en una avenida del este de Caracas.

«Necesitamos una oficina donde trabajar, así que muy pronto (...) vamos a ir a buscar mi oficina que es allá en Miraflores», manifestó, refiéndose al palacio presidencial, entre la ovación de sus seguidores. Al caer la tarde, subido en una camioneta, el opositor de 35 años dio breves discursos haciendo escala en varias puntos de Caracas donde se concentraron cientos de seguidores.

España ofrece su ayuda

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha anunciado este martes que su país está dispuesto a brindar ayuda a Venezuela para solventar el gigantesco apagón, estimando que se debe a un sistema eléctrico «muy deteriorado».

«No se puede estar indefinidamente sin electricidad y España estaría dispuesta a ver si podemos aportar ayuda para resolver este gravísimo problema», ha dicho Borrell a la radio Cadena Ser, sin especificar cuál podría ser la ayuda para resolver el apagón que dejó a gran parte del país sin luz desde el jueves.

«Lo que sabemos por la gente que entiende del sistema eléctrico venezolano (...) es que se encuentra en un estado muy, muy deteriorado por falta de mantenimiento y con averías sistémicas que han desestabilizado la red», ha señalado Borrell.

«Hay un problema de fondo de la propia red y de su capacidad de funcionar y en eso sí podemos ayudar nosotros», ha subrayado el ministro.

Más información