Militares israelíes se suman a los rescates por la rotura de la presa en Minas Gerais

Trabajos de rescate en Minas Gerais. /AFP
Trabajos de rescate en Minas Gerais. / AFP

La posibilidad movilizó también a familiares de víctimas, algunos de ellos con hasta cinco parientes desaparecidos

MARCELA VALENTEBuenos Aires (Argentina)

Con un saldo provisional de 60 muertos y 292 desaparecidos, el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, ahora también con el apoyo de 136 militares israelíes especializados en rescates, procuraban hoy contactar con las víctimas de la tragedia de Brumadinho. Ocurrió el viernes pasado, cuando colapsó una barrera que contenía residuos minerales de la empresa Vale, la multinacional brasileña que es la mayor productora del mundo de mineral de hierro.

«Aún hay chances de encontrar personas vivas», manifestóhoy el portavoz de Defensa Civil Flavio Godinho, coordinador de las tareas de rescate. La posibilidad movilizó también a familiares de víctimas, algunos de ellos con hasta cinco parientes desaparecidos, que intentaban remover el barro por su cuenta con palas y otros elementos. Pero la alternativa parece destinada al fracaso.

El teniente de Bomberos, Pedro Aihara, advirtió hoy de que «considerando el tipo de tragedia y las proporciones, existe la posibilidad de que algunos cuerpos no sean recuperados». La avalancha de al menos 13 millones de metros cúbicos de lodo cubrió las instalaciones de la represa Córrego de Feijao, muy cerca de Brumadinho, una pequeña ciudad del Estado de Minas Gerais. También viviendas, ómnibus y una posada quedaron sepultados.

El dique pertenece a la minera Vale, cuyas acciones cayeron 23% hoy en la Bolsa de Sao Paulo. Un abogado de la firma, Sergio Bermudes, aseguró que la compañía, que ya había protagonizado otro siniestro similar con 19 muertos en Mariana, también en Minas, aseguró que Vale no es responsable de la tragedia. «No hubo negligencia, ni imprudencia ni impericia», remarcó el defensor. «Es un caso fortuito cuyas causas aún no fueron identificadas», subrayó.

El abogado respondió así a los reclamos de la dirigencia política y de la Fiscalía General, aunque pocas horas más tarde la empresa lo desautorizó. El vicepresidente Hamilton Mourao había revelado que el comité de crisis estudia apartar a todo el directorio de la empresa privada. El senador Renan Calheiros pidió el «apartamiento cautelar urgente» de los ejecutivos y la Procuradora General, Raquel Dodge, aseguró que los gerentes serán penalizados por el desastre aún de magnitud imprecisa.

Temas

Brasil
 

Fotos

Vídeos