Las políticas de Trump están creando la crisis de inmigración que buscaba

La Patrulla Fronteriza detiene a 325 indocumentados centroamericanos./EFE
La Patrulla Fronteriza detiene a 325 indocumentados centroamericanos. / EFE

Las patrullas fronterizas detuvieron a 76.103 personas en el sur durante el mes de febrero, la cifra más alta de los últimos once años

MERCEDES GALLEGOCorresponsal. Nueva York

Hasta ayer las estadísticas no daban la razón a Donald Trump cuando alarmaba a sus bases con la avalancha de inmigrantes indocumentados que llegan a EE UU, pero sus políticas están creando la crisis que buscaba. Durante el mes de febrero las patrullas fronterizas detuvieron a 76.103 personas en la frontera sur -en comparación a 58.295 el mes anterior-, la cifra más alta de los últimos once años.

Muchas de ellas se entregaron voluntariamente para solicitar asilo político, una categoría que ha aumentado en un 90% debido en gran parte a la crisis hondureña, donde, a diferencia de Venezuela, el Gobierno de Trump ha apoyado las elecciones fraudulentas que permitieron a Juan Orlando Hernández perpetuarse en el poder.

La difusión que Trump ha dado a las caravanas de migrantes las ha hecho más populares. Al menos 70 grupos de más de cien personas han intentado cruzar la frontera en este año fiscal -que comenzó en septiembre-, según dijo ayer al Congreso la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Kirstjen Nielsen.
Kirstjen Nielsen. / REUTERS

En comparación, sólo trece grupos lo intentaron el año anterior y apenas dos en el que le precedió. Con esos datos en la mano, la encargada de la seguridad en la frontera intenta justificar la emergencia nacional que ha declarado el presidente para apropiarse de 5.700 millones de dólares (5.040 millones de euros) con los que construir un muro que blinde los 3.000 kilómetros comunes que separan a EE UU de México. A pesar del repunte las cifras totales siguen lejos de la media de 81.588 detenciones al mes que se registraron durante el Gobierno de George W. Bush y de las de Bill Clinton.

En el año 2000 se detuvo a 1,64 millones de personas que intentaban cruzar la frontera, frente a las 368.044 del año fiscal correspondiente a 2018. Incluso si se extrapolan las 268.044 detenciones de los primeros cinco meses de este año fiscal al resto de los meses, la cifra quedaría muy por debajo del récord ocurrido con el cambio de milenio.

Persuadir a México

Lejos de aminorar el problema, el endurecimiento de las políticas migratorias y la seguridad en la frontera animan a los inmigrantes a intentarlo antes de que sea más difícil. Los propios 'coyotes' centroamericanos utilizan el argumento del muro para animarles a emprender la aventura antes de que se construya. Nielsen dijo también que ha dedicado «gran parte» de su tiempo a convencer al Gobierno mexicano para que frene a los emigrantes en la frontera con Guatemala, «más cerca de su fuente de origen». Si bien el Ejecutivo de Enrique Peña Nieto fue receptivo a esas persuasiones mientras negociaba el tratado comercial con el que quería sellar su legado, todo indica que Andrés Manuel López Obrador no quiere servir de policía a EE UU.

El mayor aumento de detenciones se ha producido en el sector de El Paso, donde el incremento ha sido del 434%. Eso justifica la construcción de nuevas cárceles donde se retiene a los detenidos hasta que se procesen sus expedientes. Quienes van acompañados de niños no pueden ser legalmente detenidos durante más de 20 días, lo que es el caso de más de la mitad de los detenidos en febrero.