La falta de recursos y oportunidades alimenta el drama de la explotación infantil

A diario 246 millones de niños y niñas en el mundo, de entre 5 y 14 años son víctimas del trabajo infantil, de ellos cerca del 70% según Unicef trabaja en condiciones peligrosas y sin ningún tipo de seguridad. Muchos se enfrentan a jornadas de hasta 12 horas como las que desempeñan 40.000 niños y niñas en las minas de extracción de cobalto y coltán sólo en la República Democrática del Congo, niños soldado, trabajos no remunerados, asistentas domésticas e incluso víctimas de la trata y de la prostitución. Por eso en el día internacional contra la esclavitud infantil desde diferentes ONGs tratan de crear conciencia y poner voz a los más vulnerables con el fin de acabar con esta lacra, que afecta a 400 millones de menores. La desesperación ante la falta de recursos y la búsqueda de nuevas oportunidades lleva a muchos niños a jugarse la vida en aguas del Mediterráneo, sólo en 2017,  2200 han llegado a las costas españolas huyendo del continente africano. Sin olvidar las zonas de conflicto, donde los menores sufren directamente las consecuencias de las guerras, en Siria han muerto ya cerca de 20.000 niños en siete años de conflicto, y más de mil ha perdido la vida o ha resultado herido sólo en lo que va de año.-Redacción-