Doble cadena perpetua para uno de los mayores asesinos en serie de la historia

Doble cadena perpetua para uno de los mayores asesinos en serie de la historia

Mikhail Popkov -'el hombre lobo de Angarsk'- es condenado de por vida por el asesinato de 78 mujeres

ISAAC ASENJO y AGENCIASMadrid

Invitaba a sus víctimas a subir a su coche oficial de policía mientras patrullaba por los alrededores de bares y discotecas de las calles de las calles de Angarsk (Rusia). Usaba el vehículo y su uniforme para ganarse la confianza de las mujeres. Después se dirigía a las afueras de la ciudad, donde las violaba y asesinaba. Los cadáveres de casi todas sus víctimas -de 17 a 38 años- fueron encontrados desfigurados, mutilados y con señales de fuertes agresiones sexuales en cementerios, cunetas y bosques. Mikhail Popkov- de 53 años- ha sido condenado por segunda vez a cadena perpetua por el Tribunal Regional de Irkutsk en Siberia-cumplía la primera desde 2015 por el asesinato de 22 mujeres- al ser declarado culpable de 56 asesinatos más -perpetrados entre 1992 y 2007.

El expolicia ruso -que participó durante años en la investigación de algunos de sus crímenes- es el asesino en serie más mortífero de la historia de Rusia con 78 crímenes de sangre. Le siguen Andrei Tchikatilo, ejecutado en 1994 por el asesinato de 53 adolescentesy niños durante la era soviética; y Alexander Pitchushkin, condenado a cadena perpetua en 2007 por el asesinato de 48 personas en Moscú.

La prensa bautizó al homicida como 'El hombre lobo de Angarsk' por la furia con la que atacaba a las mujeres. Según recogen los atestados policiales rusos, llegó a utilizar todo tipo de objetos para quitarles la vida a sus víctimas, incluidos cuchillos, destornilladores, punzones, garrotas, bates de béisbol y tacos de billar, entre otros. Una de ellas fue decapitada con un hacha y a otra le extrajo el corazón.

Tenía «una necesidad patológica de matar gente», afirma el texto de la fiscalía. Aunque él mismo se había bautizado como 'El Purgador', ya que aseguró que sólo mataba a «mujeres de vida disipada». Popkov- que también cometía actos de necrofilia con algunos de los cadáveres- manifestó que dejó de matar en 2007 tras contraer la sífilis y quedarse impotente. «Perdí el deseo de violar y asesinar», confesó a las autoridades, a las que les ha costado más de 20 años atraparlo tras perseguir centenares de pistas falsas y crear miles de hipótesis.

Después de ser detenido en 2012, el depredador -policía en activo hasta 1998- confesó el asesinato de 29 mujeres. Señaló que su primer homicidio sucedió de forma «espontánea». La mujer, que solo había salido a divertirse aquella noche, estaba algo bebida. 'El Purgador' reconoció en esa prostituta la imagen de su madre, quien había sido una alcohólica que lo golpeaba cuando estaba ebria. De acuerdo con las edades de las víctimas de Popkov, es difícil determinar quienes exactamente de ellas le recordaban a su progenitora: solo cuatro tenían entre 35 y 40 años; las 25 restantes estaban entre los 19 y 28 años.

En una entrevista publicada por The Siberian Times hace tres años, la esposa y la hija de Popkov, Elena y Ekaterina Popkova, entonces de 48 y 27 años, dijeron que el expolicía nunca mostró ninguna señal de ser un asesino en serie y tanto ellas como su familia siempre se sintieron «seguras» con él. «He estado casada durante 28 años con él. Si hubiera sospechado algo, por supuesto me hubiera divorciado. Le apoyo y le creo. Si fuera liberado, continuaría viviendo con él», declaró la mujer de Popkov.

Temas

Rusia
 

Fotos

Vídeos