Los kurdos esperan a evacuar a los civiles de Baghuz para acabar con el califato

Soldado de las fuerzas aliadas sirias. /AFP
Soldado de las fuerzas aliadas sirias. / AFP

Anuncian la entrada de 30 camiones pero creen que miles de personas aún permanecen en la ciudad, junto a cientos de combatientes

MIKEL AYESTARANCorresponsal en Jerusalén (Israel)

La fuerte presencia de civiles en Baghuz obligó a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia liderada por los kurdos que combate con apoyo de Estados Unidos, a ralentizar su ofensiva para hacerse con el último núcleo urbano bajo control del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria. Se volvió a repetir la imagen del martes y decenas de camiones se acercaron a esta aldea remota en la frontera con Irak para evacuar principalmente a mujeres y niños, aunque también salieron combatientes que decidieron rendirse.

Las fuerzas kurdas informaron de la entrada de 30 camiones, pero señalaron que la evacuación no ha terminado y que podrían quedar «miles de civiles». Nadie conoce con exactitud las cifras de civiles, ni de combatientes, aunque se estima que cientos de yihadistas extranjeros del núcleo más duro se resisten a dejar las armas.

Las FDA reiteraron que no reanudarán la operación militar hasta que se cercioren de que no queda ningún civil en el interior del área. Las mujeres y los niños serán trasladados al campo de Al-Hol, controlado por las fuerzas kurdas, y los combatientes, a alguna de las prisiones de la zona que controlan las FDS, en las que ya hay más de un millar detenidos del EI.

Los kurdos están muy cerca de proclamar una doble victoria, una contra el califato en Baghuz y otra contra todos los miedos que les invadían desde que Donald Trump comunicó su decisión de retirar sus tropas de Siria. En un anuncio tan sorprendente como lo fue el de diciembre, la Casa Blanca cambió de estrategia y adelantó que mantendrá una «fuerza de paz» de 200 hombres en la zona. Una medida que los mandos kurdos recibieron con los brazos abiertos ya que supone que Estados Unidos mantendrá el control del espacio aéreo y facilita la llegada de soldados de otros países para completar esta fuerza.