Putin advierte otra vez del peligro de guerra nuclear

El presidente ruso Vladimir Putin durante su tradicional gran rueda de prensa anual./Maxim Shemetov (Reuters)
El presidente ruso Vladimir Putin durante su tradicional gran rueda de prensa anual. / Maxim Shemetov (Reuters)

A su juicio, la culpa de que el peligro de una conflagración atómica aumente por momentos la tiene Estados Unidos

RAFAEL M. MAÑUECOMoscú

La amenaza de una guerra nuclear parece el único recurso con el que Rusia se propone hacer frente a las sanciones de Occidente y al aislamiento al que está sometida. El presidente Vladímir Putin, que con frecuencia agita esta advertencia, este jueves la ha blandido de nuevo durante su tradicional «gran rueda de prensa anual». A su juicio, la culpa de que el peligro de una conflagración atómica aumente por momentos la tiene Estados Unidos.

«Estamos siendo testigos del colapso del sistema internacional de limitación de armamentos y del inicio de una nueva carreara armamentística», ha asegurado Putin ante 1.700 periodistas rusos y extranjeros.

Según sus palabras y en referencia al anuncio de Washington de abandonar el Intermediate Nuclear Forces Treaty (INF) de 1987, que estipulaba el desmantelamiento de todos los cohetes de corto y medio alcance, «es difícil imaginar cómo va a evolucionar la situación. Si estos misiles aparecen en Europa, ¿qué deberíamos hacer? Por supuesto, tendremos que garantizar nuestra propia seguridad».

El presidente ruso se ha expresado en términos parecidos al hablar del START, tratado que regula la cantidad permisible de misiles de largo alcance y que en su actual redacción vence en 2021. «No se están llevando a cabo conversaciones para prolongarlo», ha declarado Putin, quien cree que la falta de acuerdo al respecto «sería muy malo para la Humanidad porque nos aproxima a una línea roja muy peligrosa».

El jefe del Kremlin también ha dicho observar una tendencia alarmante «al reducirse el umbral» de uso de la armas atómicas «mediante la creación de armas nucleares de baja potencia» y la utilización de misiles diseñados para portar cabezas atómicas, pero que son provistas de carga convencional. «Esto puede conducir a una catástrofe nuclear global», alertó.

Putin ha insistido una vez más en la decisión de EEUU de abandonar del tratado antimisiles ABM, lo que, ha añadido, «llevó a que Rusia se viera obligada a responder con la creación de armas nuevas capaces de burlar esos sistemas de defensa antimisiles». «Ahora nos dicen que Rusia obtuvo ventajas con ello. Sí, es cierto. Nadie en el mundo tiene esos armamentos, por ahora».

Pero Washington y la OTAN acusan a Moscú de ser quien realmente incumple el acuerdo de misiles intermedios por desarrollar el nuevo cohete de crucero Novator 9M729 (SSC-8 de acuerdo con la clasificación de la OTAN). De ahí que el presidente norteamericano, Donald Trump, anunciara el pasado 20 de octubre, al final de un acto de campaña en Nevada, que su país no ve sentido en mantenerse dentro del tratado INF. «Rusia ha violado el acuerdo. Lo han estado violando durante muchos años y no sé por qué Obama no lo negoció ni se retiró«, declaró entonces Trump.

Durante la rueda de prensa de este jueves, que ha durado tres horas y 44 minutos, Putin ha respondido a 68 preguntas sobre política interna e internacional. Ha salido a colación, Siria, Ucrania, las relaciones de Rusia con el Reino Unido, la economía del país y muchos otros temas, incluyendo la posibilidad de que el primer mandatario ruso pueda llegar a casarse de nuevo tras divorciarse de Liudmila.

 

Fotos

Vídeos