La UE reta a Trump con una agencia que esquivará las sanciones a Irán

Trump. /Efe
Trump. / Efe

Alemania, Francia y Reino Unido impulsan una herramienta para favorecer el intercambio comercial con la república islámica que permita salvar el pacto nuclear de 2015

SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas

La UE lleva meses trabajando en una fórmula que compense el bloqueo estadounidense a Irán después de que Donald Trump rompiese unilateralmente en mayo el pacto nuclear y se lanzara a una política de sanciones económicas. El primer paso para compensar esa situación lo han dado Alemania, Francia y Gran Bretaña con la constitución de un canal de pagos que favorece el intercambio comercial con la república islámica. La entidad lleva la denominación Instex (Insrumento de Apoyo de los Intercambios comerciales, en sus siglas en inglés) y se plantea como un acto de «buena fe» por parte del club comunitario, aunque su activación efectiva aún requerirá varios meses.

Esta agencia o entidad se orientará inicialmente a transacciones relacionados con el comercio de alimentos, medicina y ayuda humanitaria, aunque podría ampliarse en el futuro. Según medios alemanes, no se utilizará para las operaciones relacionadas con el petróleo, las más afectadas por las sanciones de Washington. Lo que significa que no cambiará de manera radical la situación actual, pero sí lanza mensajes políticos claros a la comunidad internacional.

De entrada, el de la voluntad europea de salvar el acuerdo nuclear iraní suscrito en 2015 y que obligaba a Teherán a ir reduciendo su programa atómico a cambio de que Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania pusieran freno a las sanciones que asfixiaban su economía. El otro mensaje, este dirigido directamente a la Administración Trump, es un ejercicio de fuerza: Europa manda una señal clara de que tiene autonomía suficiente para defender sus intereses.

Eso aún cuando enero arrancó con un síntoma claro de que las relaciones entre la UE y Teheran han ido a peor. Bruselas impuso sanciones al régimen (congelando recursos del servicio de inteligencia iraní y de varios de sus ciudadanos) tras supuestos indicios de que su gobierno estaba detrás de dos asesinatos ocurridos en Holanda. Bruselas también ha decidido mantener durante seis meses las medidas coercitivas a otros a 15 ciudadanos y 21 instituciones de ese país.

Los estados miembros de la UE trabajan en la redacción de una declaración conjunta sobre Irán para expresar sus preocupaciones sobre su políticas y el programa de misiles balísticos, pero también para mostrar su deseo de mantener vivo el acuerdo nuclear de 2015. Declaración que conllevaría el respaldo al vehículo especial Instex y que recientemente sufrió un revés por una cuestión formal, ajena incluso a esa medida, con el veto de España e Italia. El consenso podría materializarse esta misma semana, coincidiendo con la reunión informal de los ministros de Exteriores en Bucarest.

Francia y Alemania han asumido desde hace meses el cometido conjunto de poner en marcha esta agencia de intercambios comerciales con la que se ha implicado también Reino Unido y que se valora como una opción «interesante» por otros países del club como Bélgica. La sede operativa, según el proyecto en el que se viene trabajando, contempla que la sede se establezca en Francia.

 

Fotos

Vídeos