'Forbes' declara de nuevo a Merkel la mujer más poderosa del mundo

Merkel inauguró este jueves el congreso de la CDU./AFP
Merkel inauguró este jueves el congreso de la CDU. / AFP

La canciller alemana, que apura sus últimas horas como líder de los cristianodemócratas, es elegida por la revista por octavo año consecutivo

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal. Berlín

Horas antes de ceder el relevo en la presidencia de la Unión Cristianodemócrata (CDU), la también canciller federal, Angela Merkel, agradeció los apoyos recibidos en sus dieciocho años al frente del principal partido conservador alemán y celebró que su sucesión se decida hoy por votación entre varios candidatos. «Es democracia pura», afirmó Merkel durante los preparativos en Hamburgo para el congreso en el que dos hombres y una mujer competirán por el liderazgo de la CDU y buscaran llevarse la mayoría de los votos de los 1.001 delegados.

El antiguo jefe del grupo parlamentario conservador en el Bundestag y hoy ejecutivo millonario Friedrich Merz; el titular alemán de Sanidad, Jens Spahn; y la hasta ahora secretaria general de los cristianodemócratas, Annegret Kramp-Karrenbauer, son los aspirantes a relevar a la política que la revista 'Forbes' declaró este jueves, por octavo año consecutivo, como la mujer más poderosa del mundo. Una posición que ha ocupado ya en trece ediciones y que solo ha sido capaz de arrebatarle en una ocasión Michelle Obama, la esposa del anterior presidente de Estados Unidos.

Elude posicionarse entre Kramp-Karrenbauer, Merz y Spahn, que aspiran a sucederla en la CDU

El abandono del liderazgo conservador significa el comienzo del fin de la carrera política de Merkel, si bien tiene intención de cumplir su cuarto mandato en la jefatura del Gobierno federal, que finaliza en 2021, y seguir siendo hasta entonces una figura decisiva en la política internacional.

«Líder de Europa»

La canciller federal es la «líder de Europa», asegura la revista Forbes. Sin embargo, ha querido mantenerse al margen de la campaña por su sucesión y ha eludido revelar quién es la persona que prefiere para asumir el testigo. Nadie duda, no obstante, de que su favorita es Annegret Kramp-Karrenbauer, que a principios de año abandonó voluntariamente la jefatura del Ejecutivo del Estado federado del Sarre para encargarse de la secretaría general de la CDU y ser la persona de confianza de Merkel en el seno del partido. AKK, como abrevian en su formación para evitar su largo nombre, representa la continuidad de la política de la líder saliente, si bien ha dejado claro que no quiere ser contemplada como la versión 2.0 de Merkel y su carácter es mucho más abierto y cercano a las bases y los ciudadanos.

Con AKK, la CDU continuaría situada en el centro del espectro político, dejándose contagiar programáticamente por socialdemócratas y verdes, como ha hecho Merkel todos estos años, consiguiendo anular políticamente a los partidos rivales. Por el contrario, tanto Merz como Spahn representan el ala más conservadora de los cristianodemócratas y cercana al empresariado y la banca. Sobre todo al primero, que ha pasado los últimos diez años como asesor y consejero de numerosas firmas internacionales, se le atribuye la capacidad de ganar votos para la CDU del Partido Liberal, pero también de arrebatar simpatizantes a los populistas y ultranacionalistas de la Alternativa para Alemania.

 

Fotos

Vídeos