Italia, dispuesta a reducir el déficit como pide la Comisión Europea

Luigi Di Maio. /Reuters
Luigi Di Maio. / Reuters

El viceprimer ministro Luigi Di Maio admite que cumplirán las exigencias de Bruselas siempre que se respeten las medidas sociales en los Presupuestos

COLPISA/AFP

El gobierno italiano, hasta ahora inflexible, anunció este lunes que está dispuesto a cambiar su presupuesto para 2019 para evitar un enfrentamiento con la Comisión Europea y reducir las tensiones en los mercados financieros.

El cambio de tono fue bien recibido por la Bolsa de Milán, que registró un alza del 3% así como una disminución del diferencial entre las tasas de los bonos italianos y alemanes a diez años, que pasó de 307 a 286 puntos.

«Si durante las negociaciones el déficit debe disminuir un poco, para nosotros eso no es importante», declaró este lunes Luigi Di Maio, viceprimer ministro y líder de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), la principal fuerza de la coalición gobernante junto con la ultraderechista Liga. «El tema no son los números sino los ciudadanos», agregó.

La Comisión Europea rechazó el 23 de octubre el proyecto de presupuesto italiano para 2019, que prevé oficialmente un déficit del 2,4% del PIB. Bruselas considera poco realistas los pronósticos italianos, estimando que el déficit alcanzará el 2,9%, lejos de los compromisos del anterior gobierno de centro-izquierda (0,8%).

La coalición italiana había mantenido hasta ahora una línea inflexible y parecía dispuesta a asumir el riesgo de un «procedimiento de déficit excesivo» y por lo tanto de sanciones financieras.

Pero tras una cena de trabajo el sábado en Bruselas entre el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y representantes del gobierno italiano, el tono ha cambiado.

El líder de la Liga, Matteo Salvini, que suele atacar sin tapujos a la Comisión Europea, afirmó el lunes que el gobierno se basa en el «sentido común».

«Si Bruselas cree que puede tener como rehenes al gobierno y a 60 millones de italianos por una cifra después de una coma, le decimos que nos le vamos a dar pretexto», dijo.

Para Di Maio lo importante es que se conserven las medidas sociales incluidas en los presupuestos como la llamada «renta de ciudadanía», una suerte de subsidio para los desempleados, la reforma de la edad de jubilación y el reembolso a los ahorradores víctimas de los engaños de los bancos. «Son medidas de las que no podemos prescindir», aseguró.

En declaraciones el domingo a la agencia italiana Adnkronos, Salvini explicó que el presupuesto debe impulsar «el crecimiento» económico del país« y que el déficit podría ser de »2,2 o 2,6«.

La pregunta que muchos se hacen ahora es hasta qué punto está Roma dispuesta a reducir su nivel de déficit y si eso será suficiente para satisfacer a Bruselas.

«La posibilidad de llegar a compromiso antes de la decisión de abrir un procedimiento de déficit excesivo es bastante escasa. La distancia entre la posición italiana y lo que exigen las autoridades europeas es tan amplia que si el gobierno quisiera respetarla tendría que cambiar de posición», explicó el economista Lorenzo Codogno, fundador de LC Macro Advisors.

 

Fotos

Vídeos