Merkel apuntala frente a Trump la apuesta de Macron por un ejército europeo

La canciller alemana, Angela Merkel, ofrece un discurso en el Parlamento Europeo./Efe
La canciller alemana, Angela Merkel, ofrece un discurso en el Parlamento Europeo. / Efe

La canciller asegura en la Eurocámara que «sólo un ejército propio demostrará al resto del mundo que entre los países de Europa nunca habrá más guerras»

SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas

«Emmanuel Macron sugiere construir su propio ejército para proteger a Europa contra Estados Unidos, China y Rusia. Pero (el enemigo) fue Alemania en las dos guerras mundiales. ¿Cómo funcionó eso para Francia? Ya empezaban a aprender alemán en París, antes de que vinieran los EE UU. ¡Pague por la OTAN o no!». Con este tuit (el primero de una cadena) arremetía Trump contra el presidente francés. Ya el pasado fin de semana en París, en los actos para conmemorar el Armisticio que puso fin a la primera gran contienda mundial, el norteamericano quiso evidenciar su distanciamiento de Macron por esa propuesta (luego matizada, por cierto) de unas fuerzas armadas europeas.

La cuestión es que apenas tres horas después de que Trump tuiteara ese mensaje, en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo Angela Merkel elevaba el tono para imponerse a los aplausos, también a los abucheos de un sector de la bancada, y lanzar: «Sí, Europa tendrá un ejército europeo algún día». La canciller alemana, que el pasado 29 de octubre anunció que no optará a la reelección cuando concluya la actual legislatura, en 2021, redoblaba así su apoyo a Macron, apuntalando el nuevo eje franco-alemán, pero apelando también a lo más profundo del sentimiento europeo: «sólo un ejército propio demostrará al resto del mundo que entre los países de Europa nunca habrá más guerras».

Porque, incidió, «Europa tiene que asumir la responsabilidad de su propio destino». Y con puro pragmatismo germano, expuso incluso que se hace necesario «unificar» el largo centenar de sistemas de seguridad del territorio comunitario con «la apuesta común por un ejército». Eso sí, en ningún caso ese futuro contingente actuaría contra la OTAN (réplica directa a Trump).

Al contrario. «Sería un buen complemento porque nadie quiere tirar por la borda una alianza que ha probado su valía». Merkel fue, incluso, más allá. También verbalizó su deseo de trabajar por una política común de «exportación de sistemas armamentísticos» desde la UE al resto del mundo. Un mensaje que llega después de que su país se quedase solo en el embargo a Arabia Saudí por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La política exterior y de seguridad fue sólo una vertiente del discurso marcadamente europeísta que la germana dirigió a los eurodiputados en el contexto de un debate sobre el futuro de la Unión en el que han participado ya otros líderes del club (Pedro Sánchez lo hará previsiblemente en enero).

«El alma de Europa es la tolerancia», reforzó en los primeros minutos. Luego lanzó dardos velados hacia países como Hungría o Polonia, en los que está en tela de juicio el respeto a los derechos y libertades incidiendo en que «cuando un país (del bloque) los pone en peligro, en realidad lo está haciendo en toda Europa. Porque Europa sólo puede funcionar como una unidad de Derecho y si el Derecho vale y está vigente de igual manera para todos en todas partes».

Se acordaría también de Italia, en el día en el que vencía el plazo para que presentara la modificación a su desbocado proyecto presupuestario. «Acumular más deuda pone en peligro la eurozona porque la moneda común sólo puede funcionar si cada uno de los miembros de esta zona cumplen con sus deberes y asume su responsabilidad», aseveró.

La mandataria alemana emplazó a superar los egoísmos nacionales y, en este sentido, hizo autocrítica «porque no siempre hemos dado el ejemplo perfecto, como en 2015, cuando nos costó entender como alemanes que la cuestión de los refugiados no sólo nos afectaba a nosotros, sino a todos». Al término del discurso hubo muchos aplausos, pero también bufidos del sector euroescéptico. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, espetó, micrófono en mano: «necesitamos algún veterinario en la sala».

Trump vuelve a criticar a Macron

El presidente estadounidense Donald Trump volvió a criticar este martes a Emmanuel Macron por su llamada a crear un ejército europeo.

«Emmanuel Macron sugiere construir su propio ejército para proteger a Europa de EEUU, China y Rusia. Pero fue Alemania en la Primera & Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo resultó eso para Francia?», tuiteó el mandatario estadounidense.

«En París estaban empezando a aprender alemán antes de que llegara EEUU. ¡Paguen por la OTAN o no!», agregó.

Durante el fin de semana, Macron provocó el enojo de Trump tras declarar que Europa necesitaba su propio ejército, y ubicó a Estados Unidos junto a China y Rusia como amenaza para la seguridad de Europa.

 

Fotos

Vídeos