Nicola Zingaretti, nuevo líder de la izquierda italiana

Nicola Zingaretti./EP
Nicola Zingaretti. / EP

El presidente regional del Lacio arrasa en las elecciones primarias celebradas por el Partido Democrático con más del 60% de los votos

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

La izquierda italiana tiene nuevo líder, Nicola Zingaretti. El presidente regional del Lacio, de 52 años y con pasado comunista a sus espaldas, se convirtió este domingo en el nuevo secretario general del Partido Democrático (PD) al arrasar en las elecciones primarias celebradas por la principal fuerza opositora a la coalición de Gobierno entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga. Según las primeras proyecciones de voto ofrecidas anoche, Zingaretti habría superado el 60% de las preferencias de los alrededor de 1,8 millones de personas que participaron en los comicios. Aunque el dato no era oficial, de confirmarse esa afluencia sería una cifra positiva que supera ampliamente las expectativas y se sitúa al nivel de las anteriores primarias, celebradas en 2017 con 1,8 millones de italianos que eligieron a Matteo Renzi. El ambiente este domingo era similar al de hace dos años y volvieron a verse largas colas en los 7.000 puestos de votación que el PD instaló por las calles de las ciudades y pueblos de todo el país y también de varias urbes del extranjero.

Zingaretti tiene ahora dos grandes tareas por delante. La primera es unir a las distintas familias de su partido para cerrar de una vez las heridas abiertas durante el período de liderazgo de Renzi, cuyo fuerte personalismo levantó grandes resistencias internas dentro de la izquierda. La rápida felicitación al nuevo secretario general que realizaron anoche los dos otros dos aspirantes, Maurizio Martina y Roberto Giachetti, son una indudable buena señal. También Renzi le dio la enhorabuena por una victoria «bella y neta» y pidió acabar con el «fuego amigo». Si Zingaretti tiene éxito en esta primera tarea lo tendrá más fácil a la hora de afrontar la segunda: que el PD obtenga un buen resultado en las elecciones europeas del próximo mes de mayo. Sería de locos pensar que pueda repetir el 40% de hace cinco años, cuando Renzi estaba en plena 'luna de miel' con los italianos, pero todo lo que sea subir del mísero 18% de los comicios legislativos celebrados hace justo un año supondría un paso adelante.

Hay espacio hoy en Italia para que crezcan las fuerzas progresistas. Quedó demostrado en las elecciones regionales celebradas en las últimas semanas en los Abruzos y Cerdeña, en las que los candidatos del PD, apoyados por coaliciones de centro izquierda, quedaron por encima del 30% de los votos. También lanzó una significativa señal la manifestación contra el racismo celebrada el sábado en Milán con alrededor de 250.000 participantes. Aunque la Liga crece en las encuestas, el M5E está en caída libre, pues parte de su electorado está decepcionado con su acción de Gobierno y estaría dispuesto a votar al PD. Para terminar de convencerse espera una propuesta atractiva que parece dispuesto a darle Zingaretti, un tipo tranquilo y que genera poco rechazo. Este domingo después de votar se fue a pasar el día a la costa romana para comer acompañado de su mujer, sus dos hijas y su hermano Luca, el actor que interpreta al comisario Montalbano en la célebre serie de televisión.

Temas

Italia