La patronal alemana dice que los refugiados se han convertido en soporte de la economía

La canciller alemana Angela Merkel. /Efe
La canciller alemana Angela Merkel. / Efe

Ingo Kramer sorprende al afirmar que «del más de un millón de personas que han llegado desde 2015, unas 400.000 cuentan a día de hoy con un puesto de trabajo»

JUAN CARLOS BARRENACorresponsal en Berlín (Alemania)

La canciller federal, Angela Merkel, tuvo razón cuando en plena crisis de refugiados y cuando los peticionarios de asilo entraban a diario en Alemania por decenas de miles en otoño de 2015 dijo: «Lo conseguiremos». Una afirmación que también hizo este viernes con absoluto convencimiento no uno de sus más fieles seguidores, sino el propio presidente de la organización patronal alemana (BDA), Ingo Kramer.

La integración de los refugiados marcha con mucho más éxito del esperado, dijo Kramer, quien expresó su sorpresa por el elevado número de peticionarios de asilo que ya han encontrado un empleo, unas prácticas o plaza para realizar una formación profesional. «Del más de un millón de personas que han llegado a Alemania desde 2015, unas 400.000 cuentan a día de hoy con un puesto de trabajo o de formación profesional», señaló Kramer en unas declaraciones publicadas por el rotativo 'Augsburger Allgemeinen'.

El jefe de la patrional germana comentó que la mayoría de los jóvenes migrantes dominaban al cabo de un año el idioma alemán de manera suficiente para seguir sin problemas unas clases de formación profesional. Además, subrayó que la mayoría de los refugiados que trabajan cuentan con un empleo que cotiza a Hacienda y a la Seguridad Social, con lo que puede considerárseles integrados.

Personal capacitado

«Muchos migrantes se han convertido en un soporte de la economía alemana», afirmó Kramer, quien recordó que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas del país siguen buscando trabajadores y han puesto sus esperanzas en la nueva ley de inmigración de personal capacitado que la gran coalición de conservadores y socialdemócratas a las órdenes de Merkel está preparando para su próxima aprobación. Más de un millón de empleos para especialistas se encuentran vacantes en Alemania actualmente.

Ingo Kramer destacó que Alemania debe contemplar la cuestión de la migración de manera «objetiva» y acabar con el «miedo» a los extranjeros que quieren vivir en Alemania. «Quienes vienen aquí para trabajar deben ser contemplados como un enriquecimiento», añadió. En ese sentido, advirtió de que si no se consigue en el futuro atraer mano de obra Alemania sufrirá un retroceso económico similar al de los años noventa.

Recientemente, la Agencia Federal de Empleo hizo también un balance positivo sobre la integración de los refugiados en el mercado laboral germano. La citada organización subrayó que los más jóvenes entre los peticionarios de asilo son los que mejor se adaptan y que más de 30.000 han comenzado estudios y trabajan como aprendices en numerosas empresas para conseguir una formación profesional dual.

 

Fotos

Vídeos