Pulso entre Salvini y Mattarella por la acogida a los inmigrantes | BURGOSconecta

Pulso entre Salvini y Mattarella por la acogida a los inmigrantes

Pulso entre Salvini y Mattarella por la acogida a los inmigrantes
EFE

El jefe de Estado italiano logra el desembarco de 67 indocumentados al instar al primer ministro y provoca el enfado del líder de la Liga

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

Matteo Salvini no soporta que nadie le haga sombra. Aunque su partido, la Liga, obtuvo casi la mitad de los votos que su socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5E), ha conseguido convertirse en el 'hombre fuerte' del Ejecutivo italiano haciéndole sombra tanto al líder de la formación anticasta, Luigi Di Maio, como al primer ministro, Giuseppe Conte. El único que hasta ahora ha demostrado capacidad para echarle un pulso y ganarle es el presidente de la República, Sergio Mattarella, que ha exprimido al máximo las prerrogativas que le concede la Constitución para marcarle unos límites al rampante Salvini. Su última intervención estuvo motivada por la absurda espera a la que fueron sometidos para desembarcar en el puerto siciliano de Trapani los 67 inmigrantes rescatados en la noche del lunes en el Mediterráneo Central.

El líder de la Liga y ministro del Interior se había negado a aceptarlos, pese a que se encontraban a bordo de una nave de la Guardia Costera italiana, con la justificación de que había que investigar a dos de los indocumentados porque habían organizado un conato de motín en el buque en el que fueron rescatados y que luego los transfirió a la patrullera italiana. Respondiendo a las peticiones de las ONG, que exigían el desembarco inmediato de los extranjeos, Mattarella actuó llamando a Conte para pedirle que se permitiera a los inmigrantes bajar a tierra, lo que finalmente tuvo lugar en la noche del jueves. Al saber de la intervención del presidente de la República, Salvini manifestó su «remordimiento y asombro» por lo sucedido. No era el primer choque entre ambos. Cuando la semana pasada la Justicia ordenó la incautación de las cuentas de la Liga por valor de 49 millones de euros, el ministro del Interior pidió una audiencia a Mattarella para que le respaldara ante los jueces. El jefe del Estado le recibió, pero dejando claro que respetaba la separación de poderes y no tenía nada que decir sobre el escándalo de los fondos de la Liga, motivado por el uso fraudulento de subvenciones electorales.

Es posible que los dos vuelvan a chocar por la inmigración. Este viernes se supo que un viejo pesquero cargado con alrededor de 450 indocumentados se dirigía con rumbo norte hacia las costas italianas desde aguas maltesas. Salvini se apresuró a advertir a La Valeta, «a los traficantes y a todos los 'buenistas' del mundo» que esta embarcación no atracará en un puerto italiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos