Viandantes que se libran de milagro de la lluvia de cascotes que ha provocado un fuerte seismo en Turquía

Las cámaras de vídeovigilancia de éste supermercado captan el momento en el que un terremoto de 5,6 grados sacude el oeste de Turquía. Las estanterías se balancean y todo se viene abajo. El susto es tremendo: dos personas que salen en estampida de la tienda.A otro viandante la suerte le ha sonreido. Huye del interior de un local y le ocurre lo inesperado. Se libra por escasos centímetros de ser golpeado por una lluvia de cascotes. El epicentro se sitúa en la provincia occidental de Denizli. Donde decenas de edificios y viviendas se han resentido por la fuerza del temblor y han tenido que ser evacuadas. Todavía se evalúa el alcance de un seismo que no ha parado de registrar fuertes réplicas y que, hasta ahora, solo ha dejado algunos heridos leves por los derrumbes.