Audi A6 allroad quattro, nueva generación

Audi A6 allroad quattro, nueva generación

Versatilidad, diseño mejorado y suspensión regulable en altura de serie

20 años después de su estreno, se presenta la cuarta generación del A6 allroad quattro. Equipado de serie con tracción integral, suspensión neumática y un completo equipamiento, destaca además por una capacidad de remolque de hasta 2,5 toneladas gracias a los potentes motores V6 TDI. Ahora se reconoce por un estilo más distintivo con mayor personalización que la de su predecesor.

Con una carrocería que mide casi cinco metros de longitud (4,95 m), la anchura es de 1,90 m y la altura alcanza el metro y medio. Destaca una gran distancia entre ejes de 2,93 metros lo que se traduce en un amplio espacio para los pasajeros. Como en el A6 Avant, la capacidad del maletero es de 565 litros que se incrementa hasta los 1.680 litros con los respaldos traseros abatidos.

La carrocería del nuevo allroad quattro es más llamativa. La ancha y baja parrilla Singleframe con elementos verticales de aluminio, domina el frontal con otros adornos con aspecto de aluminio como las protecciones inferiores. Las barras del techo, específicas de esta versión, los marcos de las ventanillas, la protección inferior trasera, así como el remate del difusor trasero y la banda horizontal que une atrás los grupos ópticos, pueden llevar una terminación en negro o aluminio.

Dos paquetes exteriores opcionales refuerzan la estética, uno en aluminio y otro en negro. Los generosos pasos de rueda van acabados en contraste en gris escandio, pero pueden ser del color de la carrocería o en negro lacado. En los embellecedores laterales de los estribos aparecen logos allroad.

Para el interior se puede escoger entre negro, beis o marrón. Los asientos van tapizados con tela y parcialmente en cuero sintético. En opción, se ofrecen otros tonos y el más vistoso cuero perforado. Además de la terminación estándar con inserciones en gris grafito, se dispone de variantes de madera y de aluminio.

El acabado allroad line es más refinado. Con esta opción los asientos son deportivos con tapicería que combina Alcántara y cuero, hay inserciones y pedales de aluminio y molduras de entrada iluminadas. Otros equipamientos opcionales como el paquete air quality añade fragancias e incluye un ionizador; el techo panorámico de cristal o el pack de luz ambiental ilumina el interior.

La apertura eléctrica del portón trasero y la recogida automática del cubreequipajes es de serie, lo mismo que el abatimiento de los asientos traseros en secciones 40:20:40. Un sistema de raíles de fijación, banda de tensión, una red y dos ganchos para bolsas forman parte también del equipo de serie. El gancho de remolque tiene una función eléctrica de despliegue.

La carrocería del A6 allroad quattro es hasta 45 milímetros más alta que la del A6 Avant. La distancia al suelo en posición estándar es de 139 milímetros, un espacio considerable para mejorar la conducción fuera del asfalto. La suspensión neumática adaptativa con control de amortiguación es de serie. Se regula la distancia al suelo según la velocidad y del modo seleccionado.

Si se selecciona la mayor altura posible, y la velocidad no supera los 35 km/h, la distancia al suelo se incrementa pero desciende automáticamente al superarse esa cifra. A velocidades a partir de 120 km/h, la carrocería baja en 15 mm pero si se arranca en modo offroad, que cubre una gama de velocidades de hasta 80 km/h, sube 30 mm respecto a la altura estándar.

Para abordar situaciones comprometidas en conducción todoterreno, el coche equipa control de descenso y asistencia de ángulo de inclinación. El conductor puede activar una visualización en el monitor MMI que muestra los ángulos adoptados respecto a la horizontal; si la situación se acerca a un posible vuelco, aparece un aviso del riesgo.

Motores diésel V6

La gama de motores del A6 allroad quattro es de tres V6 TDI, todos de seis cilindros y de tres litros. El menos potente, de 231 CV ya acelera de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos con una velocidad máxima de 250 km/h. En la versión intermedia, 50 TDI, el propulsor desarrolla 286 CV y 620 Nm de par mientras que el 3.0 TDI más potente, 55 TDI, rinde 349 CV y 700 Nm de par y acelera de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.

En los tres motores es común la tecnología Mild-Hybrid que funciona en base a un sistema eléctrico principal de 48 voltios. Un alternador-motor de arranque es el componente central de este dispositivo que recupera energía en frenada y dirige la electricidad a una batería de iones de litio. Así, puede circular en modo de marcha por inercia con el motor desactivado y a partir de 22 km/h incluso el propulsor se apaga para gastar menos en ciudad.

La dirección progresiva se hace cada vez más directa, según el ángulo de giro del volante. Es opcional un dispositivo de cuatro ruedas directrices. A velocidades hasta 60 km/h, las ruedas traseras giran hasta un máximo de 5º en el sentido opuesto a las delanteras, lo que disminuye el diámetro de giro; a velocidades superiores, lo hacen en el mismo sentido, para mejorar la estabilidad en rectas o al cambiar de carril.

El sistema de infotainment es similar al de sus hermanos A6 y A7. El sistema operativo es digital, con una gran pantalla superior de hasta 10,1 pulgadas. En la pantalla inferior se regula la climatización y las funciones de confort. Se ofrece el Audi virtual cockpit, cuya pantalla es de 12,3 pulgadas y se controla con los botones multifunción del volante. Se complementa con el MMI Navegación plus, el centro de control de infotainment superior que incluye módulo LTE y punto de acceso wifi.