Audi Q8, con la nueva imagen de la gama Q

Audi Q8, con la nueva imagen de la gama Q

La gran parrilla de diseño octogonal y otros detalles que sugieren el Audi quattro original, entre las principales novedades

El tope de la familia Q de Audi llega con el Q8, un modelo que combina la línea de un cupé de lujo de cuatro puertas con la versatilidad propia de un SUV de gran tamaño. El nuevo diseño destaca por la parrilla Singleframe de diseño octogonal, una ancha calandra en posición vertical que se presenta como la nueva cara de la familia Q de Audi. Además, numerosos detalles insinúan el diseño del Audi quattro original.

El aspecto es mucho más imponente, con otros elementos como las marcadas líneas de diseño en el capó, las grandes entradas de aire, la línea del techo que desciende hacia unos pilares D ligeramente inclinados, o los marcados pasos rueda que alojan unas enormes llantas de 22 pulgadas. El apéndice aerodinámico, las molduras de las puertas y el difusor están acabados en un color de contraste, para acentuar aún más el aspecto de todoterreno.

Las dimensiones del Q8 anuncian que se trata de un vehículo del segmento más alto. Casi cinco metros de longitud, 1,995 metros de ancho y poco más de 1,7 metros de alto. Con una distancia entre ejes de casi tres metros, el espacio en el habitáculo para las plazas traseras es generoso tanto en longitud como en altura. Para la parte posterior existe la posibilidad de montar tres asientos individuales con regulación longitudinal. Con los respaldos de los asientos abatidos, el maletero alcanza un volumen de 1.755 litros.

Los faros de led son de serie y la tecnología HD Matrix led se ofrece como opción. La firma tridimensional de las luces diurnas y los grupos ópticos traseros, conectados por una larga tira de luz, presentan un carácter digital. Es posible utilizar la aplicación myAudi en los móviles para activar distintas funciones de iluminación y experimentarlas desde el exterior.

Como SUV tope de gama de la marca, el Q8 monta la tracción quattro. Equipa un diferencial central mecánico que transfiere la fuerza entre los ejes delantero y trasero en una proporción 40:60. Pero cuando las condiciones de adherencia empeoran, envía la mayor parte de la potencia al eje que disponga de mejor tracción. Una distancia libre al suelo de 254 milímetros, los cortos voladizos y el control de descenso en pendiente, permiten unas buenas condiciones offroad.

Suspensión regulable

La suspensión con regulación de dureza es de serie, aunque es opcional un sistema neumático adaptativo con ajuste de confort o deportivo, que varía la altura de la carrocería hasta en 90 milímetros, según las preferencias del conductor. La dirección es progresiva de serie, con un eje trasero direccional en opción que a baja velocidad las ruedas traseras giran en dirección contraria a las delanteras y a velocidades elevadas lo hacen en el mismo sentido.

Gracias a la tecnología Mild-Hybrid, con un sistema eléctrico principal de 48 voltios y una batería de iones de litio y un alternador BAS, todos los motores son eficientes y durante la frenada el sistema puede recuperar hasta 12 kW de energía que se almacena en la batería. Así, se puede circular por inercia con el motor desactivado o que el sistema de arranque y parada funcione a 22 km/h para un menor consumo.

En el interior, destaca la pantalla superior del MMI touch response, que se convierte en una superficie amplia y oscura cuando el sistema está apagado. Casi todas las funciones se acceden a través de dos grandes pantallas. La superior, de 10,1 pulgadas, es para los sistemas de infotainment y de navegación; en la inferior, de 8,6 pulgadas, se controlan las funciones de climatización, confort y de entrada de texto. No falta control por voz.

La instrumentación, completamente digital, se localiza en el Audi virtual cockpit, cuya pantalla de 12,3 pulgadas puede mostrar dos tipos de vista a través del volante multifunción. También se incluye una tercera vista con una apariencia deportiva. El head-up display opcional proyecta información relevante en el parabrisas. El Audi Q8 va equipado con el navegador (sistema MMI Navegación plus), con wifi, y los servicios online de Audi connect añaden funciones predictivas al proceso de la navegación.

Las opciones incluyen asientos con función de masaje y ventilación, climatizador de cuatro zonas y el paquete air quality para mejorar el ambiente que se respira en el interior. También se sitúa al más alto nivel en lo referido a conexión y calidad de sonido gracias al Audi phone box. El sistema de sonido lo firma Bang & Olufsen.

En cuanto a los sistemas de asistencia a la conducción, se encuentran el control de crucero adaptativo, el asistente de eficiencia, el asistente de cruce, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de bordillos y la cámara 360º. Para primeros del año que viene irá equipado con el remote garage pilot, para entrar y salir de un garaje de forma autónoma. El conductor activa el proceso desde fuera del vehículo mediante la aplicación myAudi desde el móvil.

El Audi Q8 se lanzará al mercado en el tercer cuatrimestre de 2018.

 

Fotos

Vídeos