Honda HR-V Sport, más potente

Honda HR-V Sport, más potente

Equipa el motor 1.5 VTEC Turbo que desarrolla una potencia de 182 CV

El Honda HR-V, que se vende hasta la fecha con un motor 1.5 de 130 caballos, aumenta la oferta con la versión Sport que incorpora un propulsor más potente de 182 CV. La comercialización en el mercado está prevista para el próximo abril.

La nueva versión equipa una mecánica Vtec con turbocompresor, añade modificaciones en el chasis y la suspensión por el incremento de prestaciones, aporta un nuevo diseño exterior más deportivo y mejoras en el interior que también recibe la variante menos potente.

El motor 1.5 litros del nuevo HR-V Sport ya se utiliza en la última generación del Civic. Es un cuatro cilindros que desarrolla una elevada potencia de 182 CV tanto en la versión con la caja de cambios manual de seis velocidades como en la de cambio automático CVT. En el primer caso, el par es de 240 Nm y en el automático es ligeramente inferior pero se alcanza un régimen más bajo.

Por las mayores prestaciones, se ha buscado un equilibrio entre la rigidez de la carrocería, el control de la suspensión y el tacto de la dirección. Monta un sistema que denomina Performance Damper, para evitar el balanceo de la carrocería en las curvas y mejorar la estabilidad en los cambios de carril imprevistos, aparte de reducir las vibraciones, que sobre firme irregular, se transmiten al conductor.

La dirección es de desmultiplicación variable, asistida y eléctrica, y por la tecnología de asistencia de conducción ágil ofrece una respuesta más rápida en maniobras a poca velocidad y más suave en las curvas con radios más amplios.

Esta versión Sport se reconoce de inmediat0 que es más deportiva por detalles como las llantas de 18 pulgadas de diseño exclusivo, cubiertas en negra para los retrovisores exteriores y doble tubo de escape. En el frontal, la clásica parrilla se adorna con un panel cromado en negro brillante en forma de panal de abeja, que se extiende hacia la parte exterior de los faros antiniebla. Otros elementos de diseño son el bifurcador delantero, faldones laterales y molduras en los pasos de rueda y un paragolpes trasero más marcado, todo con acabado en negro.

Los faros son de led, tanto las luces de carretera, como los intermitentes y las luces de conducción diurna. Detrás, un embellecedor negro cromado a lo largo del portón es similar al panel delantero; las ópticas traseras se adornan con un efecto ahumado oscuro.

En el interior, los nuevos asientos delanteros, que también se montan en la versión menos potente, proporcionan mayor sujeción. El diseño más deportivo en el habitáculo afecta a la decoración de los asientos, en negro y rojo oscuro combinados con el techo negro.

 

Fotos

Vídeos