Hyundai Kona, también con motor eléctrico

Hyundai Kona, también con motor eléctrico

El nuevo modelo, disponible en dos versiones, alcanza una autonomía de 482 kilómetros

La gama del nuevo SUV urbano de Hyundai, el Kona, recibe una motorización exclusivamente eléctrica. El modelo se comercializa en dos versiones cuya diferencia radica en la capacidad de la batería. En el caso de la más potente, proporciona una autonomía de 482 kilómetros (ciclo WLTP), cifra de las mejores conseguidas hasta la fecha en un turismo de su segmento.

Las dimensiones de esta versión eléctrica varían ligeramente con relación a los Kona de gasolina o diésel. Con una anchura de 1,80 metros, la altura crece hasta 1,57 m (+20 milímetros), con una longitud de 4,18 (+15 mm) pero se mantiene la distancia entre ejes de 2,60 m. La paleta de colores para el exterior incluye un total de siete, en algunos casos combinables con el techo bicolor.

La carrocería del nuevo Kona Eléctrico se diferencia en pequeños detalles con la de sus hermanos de combustión. El elemento clave es la parrilla cerrada, que aporta una apariencia más limpia mientras que los grupos ópticos delanteros gemelos incrementan la presencia visual, con unas luces diurnas de led ubicadas por encima de los faros. Con un parachoques revestido, los conductos laterales mejoran la aerodinámica al reducir las turbulencias sobre los pasos de rueda.

Los códigos de estilo del frontal se trasladan a la parte trasera con un parachoques y un bisel con pilotos integrados y el alerón integra una luz de freno de led. El techo es bicolor, con la posibilidad de elegir entre distintas combinaciones de colores exteriores. Las aerodinámicas llantas de aleación de 17 pulgadas destacan por un diseño futurista.

El interior puede ir acabado en negro o con el nuevo azul y gris de tres tonos. En la instrumentación se añaden a los habituales indicadores el nivel de carga de la batería, el gráfico del fluido de la energía y modo de conducción. Gracias a la pequeña pantalla head-up display se proyecta la información relevante para que el conductor apenas quite la vista de la carretera.

Dos opciones

Hyundai vende el nuevo Kona eléctrico con dos opciones mecánicas. La versión que proporciona una mayor autonomía lleva una batería de 64 kWh y un motor eléctrico con una potencia de 204 CV. La autonomía alcanza 482 kilómetros y el consumo de energía es de 14,3 kWh/100 km. Las prestaciones son brillantes, con una aceleración de cero a cien en 7,6 segundos y una velocidad máxima de 167 km/h.

La de acceso a la gama, dispone de una batería de 39,2 kWh, con un motor de 136 CV y un consumo de energía de 13,9 kWh/100 km; la autonomía es de 312 kilómetros y la velocidad punta es de 155 km/h. En ambas versiones el par es de 395 Nm, lo que garantiza una entrega de potencia desde el primer segundo.

La conducción del Kona eléctrico no puede ser más sencilla. Con un cambio automático electrónico basta seleccionar los botones para optar por el modo de conducción ideal; el freno de mano es eléctrico. El sistema de frenada regenerativa recupera energía siempre que es posible y el conductor puede detener el vehículo por completo sin pisar el freno.

Según el tipo de carga, el 80 % de la capacidad se puede realizar en 54 minutos si se enchufa a una toma de 100 kW. Con el cargador de 7,2 kW, el tiempo es de 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para la menos potente. Las baterías son de polímero de litio en lugar de las de hidruro metálico de níquel. Las primeras destacan por su menor efecto memoria y la mejor capacidad para cargarse y descargarse de la forma más eficiente.

En el apartado de conectividad, el equipo de infoentretenimiento incorpora sistema de navegación, gestión multimedia, Apple CarPlay y Android Auto o el dispositivo de carga inalámbrica para el móvil. La pantalla es de 8 pulgadas y se incluye una suscripción gratuita de siete años a los servicios Live, que ofrece información actualizada en tiempo real sobre el tiempo, tráfico, radares, etc.

El coche equipa las últimas tecnologías en seguridad activa y asistentes a la conducción. El sistema, conocido en la marca como SmartSense, agrupa control de crucero, asistencia a la frenada de emergencia con detector de peatones, detección de ángulos muertos con avisador de colisión por tráfico cruzado trasero, cambio involuntario de carril con asistente de mantenimiento, detector de fatiga del conductor y reconocimiento de señales de límite de velocidad.

Dos niveles de equipamiento

El equipamiento del Kona eléctrico comprende dos niveles, Tecno y Style, y puede incluir elementos lujosos como los asientos delanteros eléctricos ajustables en ocho posiciones o el sistema de sonido de alta calidad de la firma Krell, con ocho altavoces (dos «tweeters», cuatro altavoces medios, otro central y un «subwoofer»). El amplificador de ocho canales entrega 45 vatios por canal.

Los precios del Kona eléctrico para la versión Tecno son de 35.100 euros con la batería menos potente y de 38.100 para la que proporciona una mayor autonomía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos