Mercedes GLE Coupé y AMG 53 4 Matic

Mercedes GLE Coupé y AMG 53 4 Matic

Imagen tipo cupé en un SUV de casi cinco metros con carrocería de cuatro puertas

Son los nuevos GLE. El cupé y el AMG 53 4Matic+ son dos variantes que combinan clase con una gran deportividad. Estos SUV grandes de Mercedes se mostrarán por primera vez con ocasión del Salón de Fráncfort a partir de la segunda semana de septiembre y llegarán a los concesionarios en la próxima primavera.

Al igual que el GLE y el GLS, que completan la familia de los todoterreno de gran tamaño de la marca con la estrella, el cupé se fabrica en la planta de Tuscaloosa en EE. UU. Respecto a la versión anterior, es más largo y ancho y ahora alcanza una longitud 4.939 milímetros y poco más de dos metros de anchura. La batalla crece en 20 mm aunque sigue siendo más corta que la del GLE, en beneficio de una mejor maniobrabilidad en conducción dinámica.

En la carrocería, la vista frontal domina la parrilla de efecto diamante con una lama horizontal y la protección estética cromada de bajos en el faldón delantero. El parabrisas va más inclinado y armoniza con la línea del techo descendente hacia la zaga. Visto de perfil, destacan las grandes superficies y las ruedas de gran tamaño (entre 19 y 22 pulgadas). Los pasos de rueda llevan revestimientos de plástico en negro.

El diseño de la zaga transmite el dinamismo de la línea cupé. Las luces traseras divididas, la transición enrasada entre el portón trasero y el parachoques y los embellecedores integrados de la salida de escape, completan son otros elementos característicos de esta carrocería cupé.

El volumen del maletero admite una gran capacidad en posición normal (655 litros) y por el respaldo trasero, dividido en relación 40:20:40 y abatible, permite ampliar hasta un máximo de 1.790 litros, 70 litros más que en la versión anterior. La superficie de carga puede alcanzar una longitud máxima de dos metros y una anchura interior de poco más de un metro. Con la suspensión neumática es posible reducir la altura del borde de carga del maletero en 50 mm adicionales.

El interior del nuevo GLE dispone de numerosos elementos que ya equipan otros modelos de la nueva familia de SUV de gama alta. Lleva dos grandes pantallas y asideros que acentúan el cariz de todoterreno. El acabado refleja una impresión moderna y lujosa pero con toques deportivos y hay numerosas opciones de personalización. Como ejemplos, el revestimiento de las puertas es símil de cuero y el nuevo volante deportivo va forrado en napa.

En cuanto a la gama de motores, son mecánicas turbodiésel de seis cilindros de la gama actual. El menos potente es el GLE Coupé 350 d 4Matic con 272 CV y 600 Nm de par y el de mayor potencia es el GLE Coupé 400 d 4Matic con 330 CV y 700 Nm de par. Ambas versiones cumplen la norma Euro 6d bajo condiciones RDE gracias a un catalizador adicional y líquido AdBlue.

En los dos modelos combina el cambio automático 9G Tronic y el sistema de tracción a las cuatro ruedas; este dispositivo distribuye de forma variable el par de propulsión entre los ejes en proporción (0-100%). La suspensión es un poco más rígida y con una geometría mejorada, y en opción se ofrece la denominada Airmatic de tipo neumática pero con un ajuste deportivo. La amortiguación adaptativa regulable adapta la dureza al estado de la carretera y a la forma de conducción.

También opcional, el sistema E-Active Body Control en combinación con la suspensión neumática, es capaz de regular de forma independiente la amortiguación en cada rueda y así se reduce de forma eficaz el balanceo y cabeceo de la carrocería. Al circular sobre piso en mal estado, el dispositivo es incluso capaz de recuperar energía eléctrica.

El nuevo GLE Coupé monta la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción, y en opción puede añadirse algunas funciones como el asistente activo de distancia con adaptación de la velocidad en función del trayecto. Si se detecta una retención, el vehículo reduce la velocidad a título preventivo a unos 100 km/h, a no ser que el conductor decida hacer algo diferente.

AMG GLE 53 4Matic+ Coupé

El más potente AMG GLE 53 equipa también un propulsor de seis cilindros pero con 435 CV. Equipa un turbo y un compresor adicional eléctrico, y gracias al alternador arrancador EQ Boost se incrementa la potencia hasta 22 CV y 250 Nm de par adicionales. Además, recupera energía al frenar y con la función de 'planeo' la puesta en marcha es casi imperceptible con la función de parada y arranque. El coche acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y la velocidad máxima se limita a 250 km/h.

Esta versión AMG llama la atención por la calandra del radiador específica, con el capó resaltado por los resaltes longitudinales y otros detalles elegantes como la estrella con un anillo doble, los faros estrechos y el perfil del faldón delantero que muestra las tomas de aire y los «flics» negros a cada lado. Los embellecedores laterales AMG y el perfil aerodinámico sobre el portón trasero están pintados en el color de la carrocería.

El faldón trasero es de nuevo diseño con detalles específicos de AMG, como el difusor y el listón de adorno cromados. El sistema de escape doble se adorna con dos embellecedores redondos. El paquete AMG Night opcional ofrece cristales calorífugos oscurecidos, el «splitter» frontal y otros adornos decorativos.

El habitáculo destaca por las costuras de contraste rojas sobre el tapizado y cinturones de seguridad que marcan un diseño deportivo y exclusivo. Los asientos AMG tapizados de serie en símil de cuero en negro mejoran la sujeción lateral. El volante es de nueva generación, de tres radios con levas de cambio en aluminio. Los pedales son de acero inoxidable con tacos de goma, con listones en los umbrales y alfombrillas en negro con distintivo AMG.

La suspensión neumática AMG Ride Control+, mejora el comportamiento en conducción deportiva. El sistema reduce los movimientos de la carrocería al tomar curvas y permite un reglaje más preciso al giro del volante y a los cambios de carga. El conductor puede preseleccionar la amortiguación en tres niveles: Comfort, Sport y Sport+. En conducción todoterreno se pueden seleccionar dos niveles adicionales, denominados Trail y Arena.

El sistema de tracción integral AMG Performance 4Matic+ calcula permanentemente la distribución ideal del par entre el eje trasero y el delantero, y así mejora la adherencia a la carretera con una aceleración más brillante y un comportamiento más eficaz sobre terrenos resbaladizos.